Despliega el menú
Zaragoza

Otro conflicto entre Interpeñas y el Ayuntamiento deja en el aire el desfile del Carnaval

Los peñistas denuncian el impago de 55.000 euros y Zaragoza Cultural les excluye del programa.

El desfile de Carnaval de Zaragoza en una imagen de archivo
El desfile de Carnaval de Zaragoza en una imagen de archivo
JM. Marco

Nueva polémica entre la Federación de Interpeñas y el Ayuntamiento de la capital aragonesa, en esta ocasión con motivo de la celebración del Carnaval. Tras varios años de colaboración entre ambas entidades, Zaragoza Cultural ha elaborado un programa de actos para el próximo 14 de febrero sin contar con los peñistas, que ya han sido informados de tal extremo.

Estos, por su parte, denuncian el impago de 55.000 euros como contrapartida por los actos organizados en 2014 (la fórmula utilizada hasta ahora era la de pago a un año vista), y anuncian que por ello se desvinculan del Ayuntamiento en los próximos carnavales. O lo que es lo mismo, un divorcio mutuo que deja en el aire un modelo de colaboración que había funcionado en las últimas ediciones, así como la viabilidad de actos tradicionales y multitudinarios como el desfile de carrozas.

Braulio Cantera, presidente de Interpeñas, critica el “enésimo incumplimiento” por parte del Ayuntamiento de la ciudad, y recuerda que en una asamblea de la Federación celebrada el mayo del año pasado, el propio consejero municipal de Cultura, Jerónimo Blasco, garantizó mantener la subvención de 55.000 euros e “incluso abrió la posibilidad de ampliarla hasta 100.000 euros”.

Cantera recuerda que esta reclamación “no tiene afán lucrativo, simplemente se trata de recuperar la inversión que se hizo para organizar actividades abiertas a toda la ciudadanía en año pasado”, y asegura que “si el problema era económico, siempre hemos estado dispuestos a otro tipo de acuerdos, como pagos en especie: escenarios, instalaciones municipales, etc.”, indica.

Tras esta última trifulca, que se une a una larga historia de encuentros y desencuentros entre ambas partes, Interpeñas ha solicitado al Ayuntamiento autorización para celebrar un Carnaval alternativo con una serie de actos totalmente independientes de la programación municipal. Entre ellos aparece el desfile de carrozas, que se iniciaría en la avenida Cesáreo Alierta y concluiría en el parque Torre Ramona del barrio de Las Fuentes, en un recorrido menos céntrico que los de pasadas ediciones; su particular Jueves Lardero tendría lugar en la zona peatonal de la calle Fillas; y la verbena se celebraría en una carpa en el citado parque “abierta a todo el mundo”, puntualizan desde la Federación de peñistas, en claro desafío a las restricciones de acceso a menores impuestas por el Gobierno de Aragón.

Actividades del Ayuntamiento

Por su parte, Zaragoza Cultural ha cerrado ya una programación de mínimos para el Carnaval de este año -ya está disponible en su página web-, que se divide en tres días: 12, 14 y 15 de febrero. El Jueves Lardero, el reparto de longaniza tendrá lugar en la plaza de Miguel de Merino, a partir de las 18.30 de la tarde.

El sábado, dedicado al Carnaval adulto, incluye el concierto de Café Quijano en la Sala Mozart del Auditorio (21.00 horas), y una fiesta final con la orquesta Boston en la sala Multiusos (23.30 horas), de entrada gratuita, en la que se entregarán los premios del concurso de disfraces, pero no prevé ningún tipo de desfile de carrozas.

Finalmente, el domingo será el día de los niños gracias al Pasacalles, que arrancará a las 12.00 de la mañana desde la calle de Alfonso hasta la plaza del Pilar. Poco después llegará el pregón “a cargo del Conde de Salchichón y sus adláteres: el Caballero de la Hornilla, Don Carnal, Doña Cuaresma y la Mojiganga”. Diferentes espectáculos amenizarán la mañana a los más pequeños hasta la despedida, prevista para las 13.45.

Expediente en marcha

Por otro lado, el expediente sancionador abierto por el Ayuntamiento tras la celebración de una fiesta de Interpeñas (con motivo de su 30 aniversario) tras los pilares del año pasado sigue su curso. El evento, abierto para todos los públicos pese al decreto que regula el acceso de menores, tuvo lugar en el recinto de Valdespartera y no contó con la autorización de la Delegación del Gobierno, al considerar que se había modificado de forma “sustancial” la gestión las carpas.

Enterado el Ayuntamiento, se abrió expediente sancionador a la empresa Orfeinte, que tiene la concesión del recinto, y en él aparece Interpeñas como responsable solidario. El proceso se encuentra estos días en la fase de alegaciones, que el colectivo peñista ya está preparando para su defensa.

Etiquetas