Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

El deporte y los niños toman el protagonismo en San Valero

La música local es la gran ausente. Los museos y el Ayuntamiento mantienen sus puertas abiertas.

San Valero en Zaragoza
El deporte y los niños toman el protagonismo en San Valero
TONI GALáN

Este año el patrón de Zaragoza se vuelve mañanero. La gran mayoría de las actividades organizadas por el Ayuntamiento se llevan a cabo por la mañana, a excepción de las visitas al Consistorio, los museos municipales y el Tragachicos.

Como viene siendo costumbre, los niños vuelven a ser los principales protagonistas de esta festividad. Durante todo el día, los más pequeños de la casa pueden disfrutar del Tragachicos, que está disponible desde las 11.00 en la plaza del Pilar. Además, tienen la tradicional comparsa de gigantes y cabezudos, que pasa por cuatro espacios (plaza del Pilar, calle Don Jaime, Méndez Núñez y Alfonso). Diversión y espectáculo se dan lugar a partir de las 12.00 en la plaza de la Delegación de Gobierno. Allí se celebra una fiesta infantil a cargo de la compañía XIP y XAP.

El deporte siempre es necesario. Por ello el Consistorio no ha dudado en ampliar su oferta deportiva en este día tan especial. A la ya tradicional 10K, que 1.400 personas recorren por sexto año consecutivo en el parque del Agua, se le une la Roskon Bike. El recorrido, que consta de 28 kilómetros, comienza a las 11.00 en la plaza del Pilar y a él se pueden adherir cuantas personas lo deseen, pues no hay un límite concreto. El Real Zaragoza también celebra este día con un entrenamiento con puertas abiertas en la Romareda. 

Como manda la tradición, el Ayuntamiento abre sus puertas a todo aquel que quiera visitarlo. Además, en dos tramos horarios (de 12.00 a 14.00 y de 15.00 a 17.00) ofrece una vista teatralizada a cargo de la compañía aragonesa Los Navegantes.

Los centros cívicos y de mayores han preparado sus propias alternativas. Comidas y bailes son las actividades más populares y se repiten en casi todos estos centros en los que se celebra esta festividad, como son los de San Juan de Mozarrifar y La Cartuja Baja.

Los museos, la única cita cultural

Después de diez años, los artistas zaragozanos han decidido dejar de tocar el día de San Valero. Sin embargo, esta no es la primera vez que plantan cara al Ayuntamiento, el año pasado ya hicieron una quedada silenciosa, que repetía la experiencia que habían tenido en 2011. De este modo, pretenden mostrar su desacuerdo ante la falta de respaldo público. Con su marcha, la oferta cultural del patrón de Zaragoza se reduce a una banda en la plaza del Pilar y la entrada gratuita en los museos municipales.

Uniéndose a esta iniciativa, la Escuela Museo de Origami ha decidido reducir el precio de su entrada a la mitad (1,5 euros) y realizar dos talleres dedicados al viento para mayores de 6 años, con un coste de 6 euros por persona, en los que se incluye la entrada al museo.

La coincidencia con la celebración del II Festival Aragón Negro ha provocado que se hagan algunas actividades más como es la proyección de películas en la filmoteca y la realización de una charla con las escritoras Anne Perry y Carmen Posadas. Además, realizan una visita 'Crónica Negra de Zaragoza' por 5 euros.

Etiquetas