Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Más de 1.500 personas piden un instituto en la margen izquierda: “Ningún niño fuera de su barrio”

Solicitan la construcción de un nuevo centro público en La Jota, barrio de Jesús y Arrabal.

Concentración para pedir que se hagan más institutos en el barrio
Más de 1.500 personas piden un instituto en la margen izquierda: “Ningún niño fuera de su barrio”
Laura Uranga

Ni el frío ni el viento han podido con la enseñanza pública de la margen izquierda. Más de 1.500 personas se han manifestado en la plaza de La Albada para pedir que los niños no tengan que abandonar el barrio para ir al instituto. Por ello, han solicitado la construcción de un nuevo centro público en los barrios de La Jota, Jesús y Arrabal. “Necesitamos que se ayude a liberar la actual presión demográfica sobre los centros ya existentes de la zona 2”, ha destacado Raúl Gascón, representante de la Asociación de Vecinos del Barrio Jesús.

Al lugar se han desplazado padres, madres y niños de más de una decena de colegios e institutos (Cándido Domingo, Eugenio López y López, Gloria Arenillas, La estrella, La Jota, Lucient Briet, Hilarión Gimeno, Marie Curie, Tenerías, Tío Jorge, Vadorrey-Les Allées, Zalfonada, la Azucarera y Pilar Lorengar) y las Asociaciónes de Vecinos de Arrabal Tío Jorge, Barrio Jesús, La Jota y Vadorrey. Cada uno ha salido de su centro y en diferentes columnas de toda la margen izquierda han llegado hasta el lugar para, entre pitos, mostrar su descontento por las medidas adoptadas por el departamento de Educación.

Entre sus demandas se encuentra la ampliación del IES Azucarera “la cual está incluida desde el 2011 en el plan de Infraestructura y Equipamientos de Educación no Universitaria del Gobierno de Aragón“ y que se paralice el proceso de adscripción a la E.S.O. 2015-2016 de los alumnos de 6º de Primaria. 

Debido la creciente demanda que han experimentado los institutos de esta zona, el departamento de Educación, Universidad, Cultura y Deporte ha planteado como opción la ampliación de las adscripciones de los colegios a los institutos. De este modo, les puede tocar un centro que esté a más de 2 kilómetros de su domicilio. “A los niños del C.P. Tío Jorge los pueden enviar al Ramón y Cajal, que se encuentra en la Plaza de Toros, sin embargo, como está lleno, Educación ha dicho que van a poner barracones”, se ha quejado Martín Montejano, padre de uno de los alumnos.

Esta misma situación se repite en otros centros. Por ejemplo, en colegio de Vadorrey tiene entre sus tres opciones Santa Isabel, que se encuentra a más de tres kilómetros de distancia. “Nos negamos a que nuestros hijos deban coger autobuses, ser trasladados por sus familias a otros barrios o andar más de 20 minutos para llegar al centro, ya que eso dificultad la conciliación de la vida familiar”, han subrayado en el comunicado. Al mismo tiempo han recordado que muchas familias quizá no pueden asumir el coste del transporte que estos cambios implican.

También han recordado la falta de previsión que ha tenido la consejería de Educación: “La población joven ha crecido en los últimos años y debido a las grandes zonas que están todavía sin construir, aumentará más, por lo tanto es necesaria una mejor planificación para que el problema no se repita”.

Etiquetas