Despliega el menú
Zaragoza

El Tribunal Supremo confirma la condena de siete años de inhabilitación a Antonio Asín

El exalcalde de Mallén, acusado de prevaricación, pagó 35.554 euros sin expediente de contratación.

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena que inhabilita durante siete años al exalcalde de Mallén Antonio Asín para ejercer cualquier cargo público. El exsocialista, expulsado por esta causa del partido, fue condenado en febrero de 2014 por la Audiencia Provincial de Zaragoza por un delito de prevaricación administrativa por ordenar el pago de dos facturas por un importe total de 35.554 euros a costa de las arcas municipales sin mediar el oportuno expediente de contratación y pese a haber sido advertido de ello por el secretario municipal.

Once meses después del primer fallo, el alto tribunal confirma esa condena y también el resto de la sentencia, en la que se absolvía al político de los delitos de falsificación documental, fraude, cohecho y prevaricación que también le atribuía la Fiscalía y la acusación particular (ejercida por dos concejales del PP-Mallén). Las acusaciones particulares llegaron a pedir para él entre tres y doce años de prisión y hasta 33 de inhabilitación para ejercer cargo público. También solicitaron al Supremo que condenara a los exconcejales Fernando Escusol y José Antonio Gil pero el tribunal lo ha desestimado.

El abogado de Antonio Asín, Enrique Trebolle, manifestó ayer que respeta la resolución judicial pero añadió que continúa creyendo que lo que cometió su cliente es una irregularidad «de índole administrativa y no penal».

Como la Audiencia, el Supremo considera que el alcalde actuó irregularmente al ordenar el pago de las mencionadas facturas, por unos trabajos de promoción del polígono industrial de Mallén, cuando aún no se había constituido la sociedad urbanística municipal. No obstante, el letrado lamenta que el alto tribunal no haya abordado la cuestión del reparo, herramienta legal que el secretario municipal tenía para impedir el pago de las facturas en cuestión, lo que hubiese paralizado el procedimiento. «No solo no la utilizó sino que acabó firmando los pagarés», insistió.

Enrique Trebolle defendió la figura de su cliente y dijo que, a pesar de esta condena, Asín ha sido el «mejor alcalde» que ha tenido Mallén, y que «ha llevado riqueza» al pueblo. Recordó que la empresa Agrovalle, cuyos directivos fueron juzgados y absueltos y por la que el primer edil fue investigado, continúa hoy dando trabajo a más de cien personas. «Y no han podido probar ni demostrar que se llevara ni un solo euro», dijo. El abogado mostró cierta satisfacción al haber logrado que le absolvieran del 90% de los cargos.

Antonio Asín está apartado de la vida política desde el año pasado, cuando entre marzo y abril de este año se vio obligado a perder su condición de alcalde, concejal, diputado provincial y consejero de la comarca Campo de Borja.

Etiquetas