Zaragoza

¿Gran Premio de la Expo?

Una iniciativa lucha por convertir el recinto de Ranillas en el próximo circuito de Fórmula E.

Fórmula E Zaragoza

Pilotos como Jarno Trulli, Jaime Alguersuari u Oriol Serviá, disputando una carrera en monoplazas a más de 200 kilómetros por hora... por las calles de Zaragoza. Ese es el sueño de dos aragoneses que han elaborado un proyecto para que la Fórmula E, similar a la Fórmula 1 pero con vehículos eléctricos, incorpore a su calendario de competición una prueba en la ciudad.

La idea nace de Carlos e Isaac, dos jóvenes zaragozanos “entusiastas del urbanismo, las tecnologías y los deportes”, que se han tomado muy en serio la iniciativa y ya están buscando la complicidad de las instituciones públicas y privadas. Ahora bien, ¿qué es exactamente la Fórmula E?¿Es viable? Y sobre todo, ¿es posible?

A todos estos interrogantes responde Carlos, ingeniero industrial, desde Alemania, donde acaba de finalizar una beca en la sede de BMW. “La Fórmula E es coherente con Zaragoza, por la apuesta de la ciudad por la movilidad sostenible, el tranvía o la Expo”, explica.

Hay que tener en cuenta que la categoría reina en este tipo de vehículos de propulsión eléctrica ofrece en la actualidad nueve citas al año en otros tantos circuitos, todos ellos urbanos (Londres, Buenos Aires, Miami, Berlín, Montecarlo, Pekín, Long Beach, Punta del Este y Kuala Lumpur). Y sus responsables están buscando una décima sede.

“Es un proyecto que se adapta perfectamente a estos tiempos de crisis, ya que es una competición que no exige el pago de un canon como la Fórmula 1. La ciudad tan solo tiene que poner el trazado y poco más”, comenta Carlos. De hecho, en el dosier que han elaborado y que ha tenido una gran acogida en el mundo del motor se nota el esfuerzo por minimizar los costes y las afecciones a la ciudad y por multiplicar los beneficios.

“Es todo desmontable, con instalaciones modulares. Además, la carrera solo es un día (en sábado, aunque viernes y domingo se programarían eventos como demostraciones, karting, conciertos...), por lo que apenas se vería afectado el tráfico”, apunta.

Además, al margen de la competición, la Formula E también "fomenta el desarrollo de la movilidad eléctrica, promoviendo la colaboración entre empresas, instituciones y universidades".

Recinto de Ranillas

La intención es que ahora las instituciones muevan ficha y analicen su viabilidad para incorporarse a la temporada 2015-2016. “Hay que subirse al carro desde el principio, ahora que está empezando”, comentan sus promotores. Organismos oficiales y empresas vinculadas al mundo del motor ya han mostrado su interés en el proyecto. Para ello, se ha elaborado una propuesta en la que el trazado de la carrera urbana discurriría por el recinto Expo de Ranillas.

El circuito, de unos 3,6 kilómetros de longitud, tendría un total de 19 curvas y una anchura media de 11 metros. La carrera partiría de la prolongación de Pablo Ruiz Picasso y “la parrilla de salida se podría ubicar en esta avenida en las proximidades de la Torre del Agua”, recoge el documento, accesible en formulaezaragoza.tk.

Los monoplazas saldrían dirección plaza de las Banderas donde girarían bordeando el Pabellón de Aragón. Una vez superado el bloque de pabellones en la avenida de Ranillas volverían a girar entrando en el recinto, donde en su día estuvieron las plazas temáticas. Allí enlazarían un recorrido de curvas lentas hasta la entrada del Palacio de Congresos donde volverían a girar a izquierdas para salir de nuevo a la avenida Pablo Ruiz Picasso.

Tras completar el tramo lento del circuito, los monoplazas enfilarían una larga recta en dirección al puente del Tercer Milenio, atravesarían el puente y darían la vuelta al otro lado del rio Ebro para dirigirse a la línea de meta.

Etiquetas