Despliega el menú
Zaragoza

En coche, hasta la barra del bar de Valpalmas

Un vehículo aparcado a las afueras de este local municipal acabó derribando la puerta y empotrado contra el mostrador. Al parecer, lo puso en marcha el copiloto sin percatarse de que tenía la primera marcha metida.

El coche derribó la puerta, dañó la barra y parte del mobiliario del establecimiento.
En coche, hasta la barra del bar de Valpalmas
Marta Rodríguez

Hay quienes siempre usan el coche para llegar hasta la puerta de su destino, pero acercarlo hasta la misma barra del bar es algo más que sorprendente. Evidentemente, ni era lo que se pretendía -porque esto fue un accidente- ni ocurrió daño personal alguno -lo que permite tomarse ciertas licencias-. El susto para quienes en ese momento estaban en el bar de Valpalmas fue más que importante. Y también los daños materiales ocasionados al único establecimiento del pueblo de estas características que, además, es municipal.

El alcalde de esta pequeña localidad de unos 160 habitantes, José Lafuente, comentaba ayer algunos detalles del suceso, que ocurrió sobre las siete y media de la tarde del viernes. Según explicó Lafuente, el coche que acabó empotrado en la barra del bar estaba supuestamente aparcado enfrente del local, en un sitio donde no se puede estacionar. Las dos personas que habían llegado hasta el pueblo en él, que no eran vecinos de la localidad, habían estado en el interior del bar. Una de ellas se metió al baño antes de abandonar el local y la otra salió al coche. Siempre según la versión del alcalde, tomó asiento en el lugar del copiloto y puso en marcha el vehículo.

Al parecer, la mala suerte fue que el turismo tenía la primera marcha puesta. "Hay como una acera que saltó y acabó chocando contra la puerta y avanzando hasta empotrarse con la barra del bar, que es de madera", añadió el alcalde de esta localidad cincovillesa. Todavía no se explican muy bien cómo ocurrió porque, según detalla el edil, "el bar es grande y el coche paró en el mostrador".

El turismo, un Opel Corsa, tiró la puerta de madera que da acceso al local dejando perplejos a los pocos clientes que en ese momento había en el establecimiento, así como a quienes lo regentan y destrozó parte de la barra, que también es de madera, así como varias mesas y sillas.

José Lafuente asegura que él mismo fue el encargado de llamar a Tráfico para denunciar los hechos y concretó que hoy está previsto que se celebre un juicio rápido. El regidor municipal también aseguró que le hicieron la prueba de alcoholemia a la persona que estaba en el interior del vehículo y dio positivo.

"Menos mal que en esos momentos no había nadie en la zona de detrás de la puerta, que además es un sitio donde hay juegos para los niños", decía el alcalde, que aseguró que ya se ha dado parte al seguro de los daños y que ya han pedido a un carpintero el presupuesto para repararlo. "Todo se ha quedado en un susto y, dando gracias a Dios, solo algunos daños materiales", concluyó Lafuente.

Por su parte, la persona encargada del establecimiento y testigo de los hechos dijo en declaraciones a Heraldo.es: "Todavía no sé qué pasó. El conductor, tampoco. Dice que puso el coche en marcha para conectar el encendedor y que poco a poco fue avanzando. No sabe más.

Fue un accidente, pero increíble. Afortunadamente no le pasó nada a nadie". "Ya hemos llegado a un acuerdo con el seguro y está todo arreglado", añadió este hombre, más perplejo que enfadado.

Un choque contra una farola

Por otro lado, un coche chocó contra una farola en el polígono industrial San Miguel de Villanueva de Gállego en la madrugada del sábado. Una patrulla de la Policía Local observó en un coche signos de colisión y comprobó que había restos de carrocería junto a una farola.

Según informaron los agentes, se identificó al conductor y le hicieron la prueba de alcoholemia, que dio positivo (1 miligramo por litro de aire espirado). A este vecino de Zuera se le imputa un delito contra la seguridad vial y hoy se celebrará el juicio rápido. Además, fue denunciado administrativamente, según detallaron los policías, por no avisar a los encargados de tráfico de lo ocurrido.

Etiquetas