Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Gimeno y Lobón firman el convenio para iniciar sellado del antiguo vertedero de Valmadrid

Permitirá dar solución al problema medioambiental más grave que tiene Zaragoza.

El vicealcalde de Zaragoza, Fernando Gimeno, y el consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Modesto Lobón, han firmado el convenio para iniciar el sellado y clausura del antiguo vertedero de la carretera de Torrecilla de Valmadrid, cuyas obras ascienden a 27,8 millones de euros.

El convenio, han coincido ambos tras la firma, permitirá dar solución al problema medioambiental más grave que tiene Zaragoza, por medio de unas obras que se ejecutarán en dos fases, la primera, por un importe de 14 millones (el 80 por ciento con fondos europeos), que se adjudicará de forma inmediata con el objetivo de cumplir el plazo de ejecución previsto, de catorce meses.

Esta primera fase, ha concretado Gimeno, afecta a los residuos domésticos, que es la que ofrece más problemas desde el punto de vista ambiental, y el resto se llevarán a cabo en la segunda fase del proyecto, que conlleva grandes movimientos de tierras y un vaso para impedir que los residuos viertan a las aguas.

Afrontar esta actuación en un momento de crisis como el actual evidencia la voluntad política de ambas administraciones de dar soluciones a los problemas medioambientales, ha agregado Gimeno.

Lobón, por su parte, ha hecho hincapié en que se trata de un problema ambiental "de primera envergadura" sobre el que comenzaron a hablar al inicio de la legislatura y ha explicado que la tardanza en la firma no ha sido por falta de voluntad, sino porque se tenía que estudiar técnicamente y analizar la mejor solución al tratarse de un asunto "muy complejo".

Gimeno ha aprovechado la rúbrica para destacar la mayor sensibilidad de Lobón hacia la ciudad de Zaragoza por haber sido concejal del ayuntamiento y que le gustaría poder suscribir más convenios con el Gobierno de Aragón y, en ese aspecto, el consejero ha mostrado su deseo de que se acelere la firma de otros acuerdos y de que haya el máximo entendimiento entre las principales instituciones de Aragón.

Mientras estuvo en funcionamiento, el vertedero, situado en el kilómetro 5,5 de la carretera de Valmadrid, dio servicio a Zaragoza y a 62 municipios del entorno, y ya el año pasado el ayuntamiento presentó al Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga) el proyecto de sellado.

Tras una fase preparatoria ya ejecutada gracias a la firma de un convenio entre el Ayuntamiento y la Diputación de Zaragoza por dos millones de euros (vallado, trabajos de seguridad, reperfilado de caminos o acondicionamiento de suelos), el proyecto consta de dos fases (de la primera se encarga el ayuntamiento, entre este año y el próximo, y la segunda, en 2016, con financiación del Gobierno de Aragón por 11,3 millones).

Etiquetas