Despliega el menú
Zaragoza

Cae una banda dedicada a robos en viviendas y al tráfico de drogas en pueblos de Zaragoza

Hay siete detenidos. Se les relaciona con 27 robos con fuerza. Tenían 40 kilos de marihuana.

Marihuana incautada por las autoridades
Cae una banda dedicada a robos en viviendas y al tráfico de drogas en pueblos de Zaragoza

La Guardia Civil ha desarticulado una banda criminal dedicada al robo de viviendas habitadas y distribución de sustancias estupefacientes, con el esclarecimiento de veintisiete delitos de robo y la detención de siete personas.

En una nota de prensa, fuentes de la Guardia Civil indican que los robos se cometieron en viviendas de las localidades zaragozanas de Cuarte de Huerva, Cadrete, Santa Fe, María de Huerva, Mezalocha, Utebo y Casetas, y que se registró una finca donde se hallaron cuarenta kilos de marihuana preparada para su distribución.

La denominada Operación Vicu comenzó al denunciarse numerosos robos en las citadas poblaciones, que generaron las correspondientes tareas de vigilancia y que permitieron determinar la identidad de los supuestos autores de los hechos.

Los supuestos ladrones entraban en viviendas habitadas cuando los propietarios no estaban en el interior, y sustraían rápidamente joyas, electrodomésticos, herramientas, teléfonos móviles y todo tipo de objetos de valor, que después trasladaban a una finca propiedad de uno de los detenidos, para su venta posterior.

Pero cuando los responsables de los robos sospecharon que estaban siendo investigados por la Guardia Civil, cambiaron de actividad y empezaron a dedicarse al tráfico de sustancias estupefacientes.

Así pues, con el dinero que obtenían de la venta de los objetos sustraídos adquirían cocaína que posteriormente distribuían entre personas conocidas.

Uno de los dispositivos de vigilancia de la Guardia Civil observó el pasado 1 de octubre que los sospechosos se reunían en una vivienda ubicada en Cuarte de Huerva, y en ese momento fueron detenidas seis personas como supuestas autoras de estos hechos.

El día siguiente, en el registro de la vivienda, la Guardia Civil halló numerosas herramientas, dos armas blancas y tres carabinas de aire comprimido con munición de diferentes calibres, teléfonos móviles, siete bicicletas, una minimoto, guantes y grilletes, un vehículo y cuarenta kilos de marihuana preparada ya para su venta y una picadora específicamente para el cannabis sátiva.

Una de las estancias de la finca contaba con sistema de ventilación, riego e iluminación para la manipulación de la sustancia y el interior de un arcón congelador se encontró una caja que contenía cogollos de marihuana.

Tras los registros se produjo una última detención, resultando al final siete detenidos -seis hombres y una mujer-, todos españoles excepto un marroquí, con edades entre los 25 y los 61.

Los detenidos actuaban de forma coordinada y conocían plenamente la ubicación de los objetos en las viviendas y los horarios de sus moradores, ya que en ella habían realizado trabajos de obra con anterioridad.

Uno de los detenidos vigilaba y otros componentes del grupo perpetraban el robo y trasladaban los objetos sustraídos hasta la finca que fue registrada el día 2 de octubre.

La investigación, que continúa abierta, ha permitido esclarecer 27 delitos de robo con fuerza.

La Guardia Civil continúa con las gestiones para localizar a los legítimos propietarios de parte del material intervenido, que está depositado en dependencias de la Guardia Civil de Pina de Ebro.

FOTOGALERÍA DE LA OPERACIÓN

Etiquetas