Zaragoza

Interior dice que el nuevo reglamento de Tráfico dejará a las bicicletas en la calzada

Según el subsecretario del ministerio, Luis Aguilera, el texto será aprobado "antes de fin de año".

Los investigadores evaluaron la cantidad de tráfico por carretera, ferroviario y el ruido de los aviones.
Interior dice que el nuevo reglamento de Tráfico dejará a las bicicletas en la calzada

Uno de los últimos resquicios que le quedaban al Ayuntamiento de Zaragoza para devolver las bicis a las aceras parece esfumarse. El nuevo reglamento de Tráfico está prácticamente acabado y parece dejar claro que el sitio de los ciclistas está en la calzada.

Al menos así lo aseguró el subsecretario del Ministerio del Interior, Luis Aguilera, en el III Encuentro de Ciudades para la Seguridad Vial y la Movilidad Sostenible, celebrado la semana pasada en Torrevieja.

En este foro, en el que también participó la directora de la DGT, María Seguí, junto con otros 70 ponentes, se analizaron los principales retos de la movilidad tanto urbana como interurbana presentes hoy en día, así como nuevas medidas para mejorar la seguridad vial.

Por eso, en este marco, el tema estrella fue la próxima redacción del nuevo reglamento general de circulación, que según Aguilera se aprobará “en los próximos meses, y desde luego, antes de fin de año”. El subsecretario de Interior aprovechó su discurso para explicar algunos de los puntos más novedosos del nuevo texto, que “crea un marco común aplicable para todas las vías urbanas” y que “incorpora las principales demandas transmitidas por los ayuntamientos” y por “los colectivos ciclistas urbanos”.

Pese a que en un primer momento destacó la flexibilidad del nuevo reglamento para que “pueda ser regulado específicamente por los Ayuntamientos”, en aquellos aspectos que “deban ser adaptados a sus necesidades y características particulares”, Aguilera quiso dejar claros dos puntos de especial sensibilidad. Por un lado, y ante el debate suscitado en los últimos meses, aseguró que “las bicicletas deben circular por la calzada”, ya que “han alcanzado, como medio de movilidad, una madurez suficiente” como para compartir el espacio vial con el resto de vehículos. A su juicio, esta es “una premisa básica para entender los cambios que se van a introducir en el nuevo reglamento”.

“Esto conlleva trabajar para reducir los puntos de conflicto entre ciclistas y peatones, dado que las aceras se trata de reservarlas fundamentalmente para ellos. Lógicamente, con excepciones que aluden a los ciclistas menores de 14 años, que por su propia seguridad pueden y deben circular por las aceras”, resumió.

El segundo aspecto importante es el de la reducción “muy significativa” de velocidad en algunas vías, hasta dejarla en 30 kilómetros por hora en aquellas calles de un carril y sentido único, una medida ya aplicada por el Ayuntamiento de Zaragoza, pionero en este sentido.

Zonas dudosas

Aún así, habrá que esperar a la aprobación definitiva del reglamento por parte del Consejo de Ministros para dilucidar algunas dudas puntuales en la circulación de bicicletas por el casco urbano. Es el caso, en Zaragoza, de algunos de los puentes y pasarelas de paso sobre el río Ebro. Así lo explicaban fuentes municipales a Heraldo.es: "No tenemos una respuesta definitiva. Vamos a crear una comisión técnica, con técnicos de Movilidad, la Policía Local y los servicios jurídicos, para analizar estas dudas y dar soluciones. Hay que mirar punto por punto. La comisión también valorará la situación de las calles peatonales en el Casco Histórico".

Etiquetas