Despliega el menú
Zaragoza

Más de 250 alcaldes y portavoces del PSOE rechazan la reforma electoral del PP

El secretario general provincial califica la reforma de "falta del respeto absoluta a los ayuntamiento

Más de 250 ediles del PSOE-Zaragoza han rechazado este domingo la reforma electoral que impulsa el Gobierno de España para que los alcaldes sean elegidos directamente, es un "golpe de Estado antidemocrático", ha sostenido del secretario general provincial, Martín Llanas, quien ha participado en el acto, en Ejea de los Caballeros, junto con 148 alcaldes y numerosos portavoces. 

En declaraciones a los medios de comunicación, Llanas ha calificado la reforma de "falta de respeto absoluta hacia los ayuntamientos" y ha considerado "preocupante" que el Gobierno de España no mejore la financiación municipal y sí trate de modificar la normativa electoral con el objetivo, ha dicho, de conseguir que sus alcaldes permanezcan en la próxima legislatura, sobre todo en las grandes ciudades. 

  Llanas ha alertado de que los "barones autonómicos" del PP "están empezando a ver" que esta iniciativa del presidente Mariano Rajoy "puede serles muy rentable en el terreno municipal y están planteando que se produzca en las comunidades", lo que ha rechazado de plano. 

El secretario de Política Municipal de la Comisión Ejecutiva Regional del PSOE, José Antonio Sánchez Quero, ha exigido a la presidenta del Gobierno autonómico, Luisa Fernanda Rudi, y el vicepresidente, José Ángel Biel, que "no sean cómplices de esta cacicada", agregando que la propuesta del Ejecutivo central constituye un "golpe de Estado a la democracia municipal". 

Por su parte, la secretaria federal de Administraciones Públicas y diputada al Congreso, Susana Sumelzo, ha mostrado su "más absoluto rechazo" a una reforma que ha emprendido el PP "en solitario", tildándola de "injusta". 

Sumelzo ha hecho hincapié en que la sociedad "no está pidiendo un cambio" de este tipo y que los ciudadanos tienen "graves problemas", de esta forma, ha mencionado los recortes en sanidad y educación, así como el desempleo.Jornada municipal 

Los tres dirigentes han hecho estas declaraciones momentos antes de participar en una reunión extraordinaria de la Comisión Ejecutiva Provincial, en la que Susana Sumelzo ha dejado su cargo, siendo sustituida por la alcaldesa ejeana, Teresa Ladrero, quien próximamente será nombrada secretaria general local, cargo que también deja Sumelzo. 

Tras la Ejecutiva Provincial, los socialistas zaragozanos han celebrado una jornada, previa a la Fiesta de la Rosa, a la que asistirá el secretario federal de Organización, César Luena. En ella, han aprobado un manifiesto oponiéndose a la reforma electoral del PP. 

Alcaldes y concejales han dado un "no rotundo" a esta reforma "por entender que no se pueden proponer cambios de tanto calado sin acuerdo político y a pocos meses de las elecciones municipales". 

La reforma, señala el manifiesto, es "oportunista y prepotente", y se ha elaborado "con la máscara de que están abiertos al diálogo y acusar al resto de fuerzas políticas de no querer alcanzar acuerdos". La han vinculado a la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local. 

La política es "diálogo", pero también "cumplir las reglas de las que nos hemos dotado democráticamente y no modificarlas en base a intereses partidistas", han dicho los ediles socialistas, quienes han recordado que su partido ya propuso una reforma para incorporar un sistema mayoritario, matizando que su objetivo era "fomentar la participación" ciudadana en los municipios, "incrementar la democracia", así como impulsar la autonomía local y plasmar el principio de subsidiariedad. 

En la propuesta socialista, la elección directa se planteaba mediante una segunda vuelta, a diferencia de la intención inicial del PP. Entonces propusieron que se votara en comicios diferentes a alcaldes y concejales, siempre "primando" a quien hubiera obtenido una mayor "legitimación". 

Además, el PSOE recomendó modificar la Ley de Bases de Régimen Local para reforzar el carácter ejecutivo de los gobiernos locales y que los Plenos tuvieran las funciones de control e impulso, al estilo de un Parlamento. 

En el manifiesto, los socialistas achacan la propuesta popular al "miedo a perder alcaldías", apostando por un sistema proporcional que dé "voz" a las minorías y que mediante el acuerdo político estas se puedan convertir en mayoría. A juicio del PSOE, el PP ni conoce ni practica la regeneración política.

Etiquetas