Zaragoza

​¿Por dónde se podrá ir en bici desde ahora?

Las bicis seguirán en las aceras solo cuando exista un carril bien delimitado, como en Echegaray.

​¿Por dónde se podrá ir en bici desde ahora?
Laura Uranga

Desde la próxima semana, las bicicletas deberán bajarse de las aceras, según la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA). Lo más probable es que esta se publique el martes en el Boletín Oficial de Aragón (BOA), por lo que se aplicaría desde el día siguiente. Aunque en teoría la norma de "las bicicletas, fuera de las aceras" parece sencilla, en la práctica no lo es tanto.

Porque, en realidad, en algunas zonas sí se mantendrá la circulación de estos vehículos por las aceras. Es el caso de las aceras bici del paseo de Echegaray o algunas zonas del Actur, ya que estos pasos son fácilmente diferenciables por los peatones, con un color diferente al resto de las aceras y construidos con materiales diferentes, que permiten que también que los invidentes los distingan, según explican desde Pedalea.

La sentencia tampoco acaba con la típica estampa de las bicicletas paseando por el Parque Grande, ni por ningún otro, ya que modifica la normativa de bicicletas, pero no la que regula el uso de zonas verdes. Esta norma especifica que "las bicicletas podrán circular libremente por las zonas verdes, salvo prohibición o limitación expresa".

El problema es que la ordenanza que señala qué se entiende por zona verde incluye no solo a los parques, sino también las plazas ajardinadas o bulevares, entre otras modalidades. Por eso, desde Pedalea se considera que en bulevares como el paseo de Sagasta podría circularse ajustándose a la norma, aunque desde el Ayuntamiento las incluyen en las zonas peatonales y, por tanto, estaría prohibido.

De donde seguro que desaparecerán las bicicletas será de las aceras del paseo de la Independencia, ya que la zona sugerida no cuenta con ninguna medida de seguridad para diferenciarla. El borrado de las líneas blancas que la delimitaban comenzará tras la publicación de la sentencia, probablemente el próximo miércoles o el jueves, según fuentes municipales.

Tampoco se podrá circular por las zonas peatonales. Por ellas pasan cada día los turismos de los residentes en estas calles o los camiones que realizan la carga y descarga pero, en teoría, no podrán hacerlo los ciclos, una situación que desde la organización ciclista califican de “kafkiana”.

Desde Pedalea se asegura, como ya lo hizo el Observatorio de la Bicicleta, que sería sencillo permitirlo sin contravenir al tribunal. La clave está en las señales de tráfico. Estas vías están reguladas por señales que impiden la entrada a todo tipo de vehículos, pero si se cambiasen por una que exceptúase las bicis, se convertirían en zonas de uso compartido. Con esta fórmula, se favorecería la circulación de bicicletas, aunque los peatones tendrían prioridad, según explican. Sin embargo, desde el Ayuntamiento aseguran que no se contemplan excepciones "ni por Movilidad ni por Policía".

En cualquier caso, si existe un carril bici, ese es el lugar de estos vehículos. Si no lo hay, ni tampoco se encuentra ninguna zona verde a mano, la calzada es la única opción. Una situación que algunos ciclistas no ven con buenos ojos, ya que tienen miedo a compartir el espacio con los vehículos a motor. Sin embargo, para este colectivo ciclista, lo importante es “hacer políticas decididas en la calzada y pacificaciones reales, en las que no haya acoso por parte de los coches”. De este modo, se incidiría en la raíz del problema.

Aunque, para complicar un poco más la situación, puede que lleguen más cambios en las próximas semanas. La sentencia se basa en el antiguo Reglamento General de Circulación, pero ya existe un borrador de su actualización. En él, por ejemplo, se permite circular por la acera a los menores de 14 años, así como a un adultos que lo acompañe, siempre que respeten la prioridad de los peatones. Aunque hasta que se apruebe, podría volver a modificarse. "Habrá que esperar", concluyen desde el Consistorio.

Etiquetas