Despliega el menú
Zaragoza

Gastronomía

Las agricultoras de las Cinco Villas promocionan los alimentos locales en un catálogo

Se promocionan productos agrícolas o elaborados, como frutos secos, repostería, miel, fruta...

Agricultoras y ganaderas de la Comarca de las Cinco Villas han elaborado un catálogo de productos elaborados por ellas para promocionar los alimentos locales producidos por mujeres en restaurantes, tiendas y casas rurales de la zona y así aportar valor añadido y abrir nuevas vías de ingresos a las explotaciones familiares. 

Una de las participantes, responsable del Área de la Mujer de UAGA y productora de hortalizas en Bardenas, Ángeles Ramón, ha explicado que son unas doce mujeres -de las que algunas que llevan mucho tiempo produciendo y otras han comenzado hace dos años- quienes participan en este catálogo, que elaboran o cultivan frutos secos, vinos, repostería, miel, productos hortícolas, fruta, aceite de oliva, patés o pimientos del piquillo. 

"Con este proyecto queremos hacer un guiño a la sociedad consumidora para hacerle consciente de la importancia de los productos locales, de temporada, alejándonos de las grandes cadenas y convertir así a productoras y consumidores en participantes activos y responsables de mantener vivo el medio rural, al generar valor añadido y empleo". 

Esta es una iniciativa de la Confederación de Mujeres del Mundo Rural (CERES) que, en colaboración con la organización agraria UAGA-COAG, puso en marcha hace tres años en el ámbito estatal, proyecto denominado 'La despensa femenina del turismo rural' y que en Aragón ya ha supuesto elaborar el catálogo de la 'Despensa Femenina de Belchite' el año pasado. 

El proyecto quiere generar empleo e ingresos propios entre las mujeres que trabajan en explotaciones familiares agrarias y diversificar la economía agraria fomentando la venta de productos derivados de los estrictamente primarios. 

Igualmente, pretende potenciar que los establecimientos turísticos de alojamiento y hostelería del medio rural se abastezcan de productos de su propia provincia o Comunidad autónoma fomentando los canales cortos de comercialización. 

Además, persigue visibilizar en la sociedad urbana el carácter creativo e innovador de las mujeres del medio rural dando a conocer sus productos y crear un valor añadido a las visitas a determinadas zonas de protección medioambiental.Calidad

Ángeles Ramón ha recalcado el interés que tiene "concienciar de la importancia del consumo local de cercanía y de calidad" a los establecimientos y habitantes de la zona, así como "a todos aquellos que la visitan" y que también deben "conocer la aportación económica que realizamos las mujeres" al territorio. 

En su caso, produce pimientos del piquillo en una hectárea y media de una explotación familiar, una hortaliza que requiere de "mucha dedicación" por su "piel más fina y sensible" y que en su caso venden a una pequeña conservera artesanal, la única que hay en Aragón, ubicada en Bureta, Conservas Lores. 

Según ha relatado, el pimiento se empezó a cultivar en esta zona en los años 60 del siglo pasado, si bien en los de piquillo llegaron más tarde y su objetivo es poder "mantener este producto de calidad extraordinaria".

Etiquetas