Zaragoza

El Cuerpo de Policía Local de Zaragoza se planta y amenaza con medidas de "presión"

Los sindicatos exigen mejoras laborales y denuncian amenazas por parte de los mandos.

La Policía Local de Zaragoza.
El Cuerpo de Policía Local de Zaragoza se planta y amenaza con medidas de "presión"
Heraldo

Después de meses de negociaciones entre sindicatos de Policía Local y el Ayuntamiento de Zaragoza, las posturas entre ambos parecen haberse distanciado y las tensiones han llevando a los trabajadores a plantear medidas reivindicativas.

El colectivo lleva más de 9 años demandando una reclasificación profesional que los reconozca en categoría C1 y que exija una formación concreta para acceder al cuerpo. En septiembre del año pasado, las Cortes de Aragón aprobaron la ley que establecía las condiciones para la 'reclasificación' de estos trabajadores lo que llevó a algunos Ayuntamientos de la Comunidad a regular a sus agentes. Sin embargo, después de más de un año de negociación los sindicatos policiales de Zaragoza todavía no han llegado a un acuerdo con el Consistorio. Una negociación que se alarga en el tiempo al contrario que en el resto de ciudades españolas donde la mayoría de los Cuerpos Locales se reclasificaron en 2008.

Subida de categoría pero no de sueldo

El sindicato mayoritario, Confederación de Seguridad Local (CSL), reclama que la reclasificación "contenga un reconocimiento económico acorde a la categoría profesional", sin embargo desde el departamento de Régimen Interior del Ayuntamiento de Zaragoza aseguran que la ley de Coordinación de Policías Locales de Aragón no lo permite. "Bajo ningún supuesto la integración podrá suponer un incremento del gasto público, ni modificación de sus retribuciones totales anuales", se explica en la norma.

De esa forma, y a pesar de la subida de categoría, los agentes mantendrían su actual sueldo. "No podemos hacer otra cosa que cumplir la ley, y esa ley que está aprobada en las Cortes nos exige que la reclasificación se haga sin coste alguno. Y por lo tanto nuestra propuesta no va a cambiar", explican desde el consistorio. 

Desde el CSIF, sin embargo, priorizan la subida de categoría y asumen que no va a tener una repercusión en el salario. "En los últimos meses las negociaciones con Interior iban encaminadas pero la última propuesta del Ayuntamiento no ha sido la esperada y se ha paralizado el proceso", sostienen desde el Sindicato de Funcionarios Policiales. La postura del Ayuntamiento también ha dividido a los sindicatos;  CSL ha convocado una concentración el 26 de septiembre y ha anunciado la intención de "trabajar a reglamento". Lo que implica, según el sindicato mayoritario "cumplir la normas con toda exactitud".

Hace solo unos meses que el Ayuntamiento de Zaragoza publicaba la nueva Relación de Puestos de Trabajo del Ayuntamiento, (RPT) en la cual quedaban fueran unos 1.600 funcionarios de Bomberos y Policía Local, que según la concejal de Personal y Régimen Interior del Ayuntamiento, Lola Ranera, están pendientes de la aprobación de "dos leyes autonómicas" que les pueden afectar.

En paralelo a la reclasificación, el cuerpo de Policías Locales de Zaragoza lleva más de tres años solicitando un calendario laboral "flexible y con mejores condiciones". "Nuestro objetivo es conseguir un calendario que nos permita conciliar la vida laboral y personal, que incluya en nuestro horario el tiempo para cambio de uniforme y preparación de material, que iguale las condiciones de todos los grupos y que regule las horas extra", explica el portavoz de CSL. 

Amenazan con la disolución de algunas unidades

En este aspecto, algunos de los agentes han visto con indignación la obligación de realizar horas extra para las Fiestas del Pilar y han decidido negarse a trabajarlas como medida de reivindicación. Según han informado CSIF y CSL, esta decisión llevó el pasado miércoles a recibir "presiones por parte de los altos mandos que sugirieron que de no realizarlas podría tener como consecuencia la disolución de algunas unidades como la de Protección Ambiental y Consumo, encargada de controlar los excesos de ruidos para las fiestas", explican. "Se trata de servicios extraordinarios de carácter voluntario que no se pueden imponer y mucho menos con advertencias", añade el Sindicato de Funcionarios Policiales.  

Las agrupaciones de trabajadores se reunieron este jueves para buscar, según CSIF,  "una unión sindical, y decidir qué medidas se llevarán a cabo si no hay propuestas acordes a nuestras las reivindicaciones".

Desde CSL, por otro lado,  insisten en que "hay otros colectivos a los que la reclasificación les ha supuesto un aumento de sueldo y queremos que se nos trate igual que a ellos".  Se espera que más de 500 policías locales secunden las medidas aprobadas por parte del colectivo de trabajadores. 

Etiquetas