Zaragoza

"Con un buen trazado de carriles bici se solucionaría el problema de las aceras"

El colectivo Pedalea y decenas de ciudadanos de la capital aragonesa han participado este domingo en una marcha en defensa de la bicicleta.

"Con un buen trazado de carriles bici se solucionaría el problema de las aceras"
P. B. P.

El distrito Universidad de Zaragoza se ha vuelto esta mañana ciclista en una marcha organizada por el colectivo Pedalea para intentar buscar soluciones a una sentencia "problemática".

"Es la primera vez que participo y lo hago porque creo que el Ayuntamiento tiene que ejecutar el presupuesto previsto", reivindicaba Marigel N. de Letosa, vecina del barrio zaragozano del Actur.

Con su bici de paseo se ha sumado esta mañana a la marcha, difundida por las redes sociales, para defender los derechos de un colectivo que ante la sentencia del TSJA se ve obligado a abandonar las aceras. "Zaragoza es una ciudad de bicicletas, muy ecológica y medioambiental y hay que seguir trabajando en esa línea. Desde que salió la noticia varias personas me han dicho que si no pueden ir en Bizi por la acera, van a dejar de usarlas", lamenta esta zaragozana, quien ha hecho esta mañana un esfuerzo por venir hasta la plaza de San Francisco intentando coger todo tramos de carril bici. "Pero me ha sido imposible", confiesa.

Con un buen trazado de carriles en la capital aragonesa, el colectivo ciclista considera que ese problema "dejaría de existir" y se podría potenciar el uso de un medio tan sostenible.

Arropados por voluntarios y otros miembros del colectivo, decenas de familiares y amigos de la capital aragonesa se han sumado a esta marcha para reivindicar más carriles y buscar fórmulas que faciliten la movilidad en bicicleta sin derogar la sentencia.

"Los ciclistas hemos luchado mucho por conseguir zonas peatonales en la ciudad y ahora nos podríamos ver excluidos de todas ellas", denuncia indignado Alberto Lorente, miembro del colectivo Pedalea. A su juicio, existen "fórmulas" en la propia legislación que sin openerse a la sentencia del TSJA, permitirían hacer excepciones. Cita, por ejemplo, las señales que prohíben el paso de vehículos a motor, pero permiten la circulación de autobuses, taxis y bicicletas (como la recientemente instalada junto al puente de Piedra).

Otro inconveniente que encuentran muchos de ellos en la ciudad son los tramos de carril bici interrumpidos por tramos de acera, que obligan a los más responsables a bajarse de estas. Ocurre, por ejemplo, en Gran Vía, o al final de la calle Sobrarbe, en la margen izquierda.

¿Y qué pasará con los parques?

Mención aparte merecen la ribera y los parques de la capital aragonesa, zonas propicias para montar en bicicleta o pasear con ella una mañana de domingo, que también han quedado vetadas para las bicis tras la sentencia. "Que un padre no pueda enseñar a su hijo a montar en bicicleta en el parque me parece ya absurdo", manifiesta Sergio Soler, otro zaragozano que en compañía de unos amigos se ha sumado a la marcha. José Ignacio, por su parte, se pregunta "qué hará ahora el señor del Parque Grande" que tantos años lleva con su negocio de alquiler de bicicletas haciendo disfrutar a los zaragozanos y a quienes vienen de fuera. "A ese hombre si la sentencia se traslada a la práctica, le quitas el oficio", se queja este joven. 

Todos ellos, en compañía del resto de participantes y miembros del colectivo Pedalea, han desplegado un cartel gigante en su primera parada, en la avenida de Valencia, para materializar por unos minutos el deseo de muchos: "la ejecución de carriles bici" en zonas tan transitadas como esta.

Ver más noticias de Zaragoza.

Etiquetas