Despliega el menú
Zaragoza

Muere ahogado un niño al caer al río Jalón en Alagón

El menor, que no sabía nadar, disfrutabacon su familia de un día de campo cuando sufrió un resbalón y cayó vestido al agua.
Los médicos intentaron reanimarle durante una hora, pero no lograron salvarle la vida.

Los agentes de la Guardia Civil cubrieron el cuerpo del niño con una sábana
Muere ahogado un niño al caer al río Jalón en Alagón
C. Adán

Una jornada de campo festiva se tornó ayer en tragedia en Alagón, donde un niño de solo seis años murió ahogado al precipitarse al cauce del río Jalón en el paraje natural de El Caracol (también conocido como las Murallas de Grisén, aunque el lugar del accidente no se encuentra en su término municipal). La Guardia Civil ha abierto una investigación para aclarar lo sucedido, ya que el niño no sabía nadar y cuando lo encontraron sumergido en el agua estaba completamente vestido. En cualquier caso, parece que no existe ningún indicio de criminalidad y todo apunta a un desgraciado resbalón. Su familia, de origen boliviano, estaba ayer destrozada y no encontraba una explicación para lo sucedido.

Los hechos se produjeron sobre las cinco de la tarde, cuando un grupo de personas creyeron ver un cuerpo inerte en el agua, lo que hizo que un hombre se metiera al río para rescatarlo. Se dio cuenta enseguida de que se trataba de un niño, por lo que temiendo que se hubiera ahogado pidió auxilio para que le ayudaran a llevarlo hasta la orilla. Alguien llamó entonces al 112, que rápidamente movilizó a los equipos de salvamento para que se desplazaran hasta el lugar del suceso, a unos cuatro kilómetros del casco urbano de Alagón. Los primeros en llegar fueron los médicos del centro de salud del municipio, que, sin perder tiempo, comenzaron a practicar las maniobras de reanimación al menor.

Estas se prolongaron durante casi una hora, pero nada pudieron hacer por la vida del chaval.

Los padres de Elías Iván -que así se llamaba el fallecido- supieron que habían sacado a un niño del agua cuando una chica se acercó con sus zapatillas de deporte. Horrorizados, corrieron hacia la orilla del Jalón donde los sanitarios trataban de reanimar al niño. Y allí confirmaron sus peores sospechas: el que yacía en el suelo era el menor de sus hijos, ya que la pareja tiene otras dos niñas, de 12 y 8 años.

Noticia completa en la edición impresa de HERALDO.

Etiquetas