Zaragoza

Investigan las causas del accidente de Sádaba que costó la vida a tres personas

El alcalde aseguró que el camino "no es peligroso" y dijo que las fiestas seguirán "con normalidad".

Investigan las causas del accidente de Sádaba que costó la vida a tres personas

La Guardia Civil investiga las causas del accidente de tráfico ocurrido ayer en la localidad de Sádaba, en el que fallecieron tres personas que viajaban en un vehículo que cayó a un canal de riego.

Según informó la Guardia Civil, el suceso ocurrió el miércoles por la tarde, cuando en torno a las 18.30 un regante dio aviso de que había visto un coche sumergido en la acequia de las Cinco Villas, perteneciente al sistema de riego de Bardenas.

Del interior del turismo, los agentes del instituto armado y de Protección Civil extrajeron en torno a las 20.00 los cuerpos de una mujer de 25 años, Marta A.S., vecina de Ejea de los Caballeros, y de dos hombres: Sergio B.M., de 37 y también de Ejea, e Ismael A.S., de 47 años, vecino de Sádaba y que conducía el coche.

El vehículo, un Hyundai Tucson, fue sacado del canal poco después, y los cuerpos trasladados al Instituto de Medicina Legal de Aragón, en Zaragoza, para realizarles la autopsia.

Las mismas fuentes han apuntado que ninguno de los ocupantes del coche tenía puesto el cinturón de seguridad, pero no han podido precisar que el exceso de velocidad esté en el origen del accidente.

El suceso se produjo cuando el coche se salió del camino de servicio que discurre paralelo a la acequia por el margen derecho, a la altura del kilómetro 5,100.

El alcalde de la localidad de Sádaba, Miguel Ángel Pérez, ha explicado que la circulación por este camino de servicio no es peligrosa y nunca ha habido en él ningún problema con los vecinos que lo usan.

Se trata de un camino propiedad de la Confederación Hidrográfica del Ebro, para dar servicio al canal de riego, pero que es utilizado en ocasiones por los vecinos de la comarca de las Cinco Villas.

A juicio del alcalde, si se circula a una velocidad correcta y con prudencia "no hay por qué caerse al canal".

Cuando sucedió el accidente, ha dicho, el agua de la acequia estaba aproximadamente a la mitad de su capacidad.

También ha indicado que uno de los fallecidos era vecino del pueblo pero que los otros dos no tenían relación con el municipio, que en estos días vive sus fiestas patronales, que van a seguir con normalidad, según el alcalde. 

Etiquetas