Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

El 19% de los puntos de conexión a internet del servicio de wifi municipal están averiados

La empresa achaca estos problemas a labores de mantenimiento, a subidas de la tensión eléctrica y al calor

El mapa de las antenas.
El 19% de los puntos de conexión a internet del servicio de wifi municipal están averiados
HA

«Averiado». Con esta sencilla y clara palabra se define en la página web de Wizi el estado de 89 de sus 462 puntos de conexión. No es la primera vez que el porcentaje de antenas estropeadas ronda el 20%, para perjuicio de los abonados a este servicio. La empresa achacó la situación actual a las «labores de mantenimiento» que realizan en verano, así como las «subidas de tensión eléctrica» que sufre la red y a las «condiciones meteorológicas» extremas de esta época del año. Sin embargo, durante varios meses también ha habido usuarios que, a través de las redes sociales, han denunciado el gran número de antenas que estaban fuera de servicio.

Los puntos de conexión inutilizados se reparten por casi toda la ciudad. El servicio Wizi, que permite conectarse a internet en la calle por 50 euros al año (30 euros con tarjeta ciudadana), tiene 462 antenas, que se ubican principalmente dentro del llamado ‘segundo cinturón’ de Zaragoza –el que delimitan el paseo de María Agustín, la avenida de Goya, Tenor Fleta, Camino de Las Torres, Marqués de la Cadena y Valle de Broto–, así como el entorno de la estación Delicias, las riberas y puntos sueltos en algunos barrios (Universidad, San José, Parque Venecia, Valdespartera, Rosales del Canal, Casablanca, Oliver...).

Prácticamente todas las zonas por las que se distribuyen las antenas sufren alguna avería, pero es especialmente llamativo el problema existente en el paseo de Echegaray y Caballero, ya que las ocho antenas ubicadas entre la plaza de Europa y la basílica del Pilar están fuera de servicio. Al tratarse de una zona tan céntrica de la ciudad, las molestias para los usuarios son mayores.

El servicio de wifi municipal, que se estrenó hace menos de tres años, costó 3,5 millones de euros a las arcas municipales, que se pagaron con cargo a los presupuestos de 2009 y 2010 y con el fondo estatal de inversión local. Entonces era «la mayor red por número de habitantes de España», gracias a los 200 kilómetros de fibra óptica que se instalaron. 

El servicio lo lleva la empresa Eurona, que ganó el concurso para gestionarlo durante cuatro años, prorrogables a tres más. A cambio, debe pagar al Ayuntamiento un canon anual fijo de 25.000 euros, más un mínimo del 25% de sus ingresos brutos de explotación. Además, el pliego de condiciones obligaba a la contratista a tener una sede de atención al cliente en un local, cosa que actualmente no está cumpliendo. Durante algún tiempo Eurona instaló el punto de atención en una tienda de informática de la avenida de Tenor Fleta, pero hace meses que allí no se da este servicio. Fuentes de la compañía señalaron que están buscando otro local, aunque también apuntaron que la mayor parte de las dudas o consultas que les llegan se hacen a través de internet, por lo que la sede física en un local apenas tenía visitas por parte de los usuarios.

El pliego de condiciones también califica la gravedad de las averías, calificando de «crítica» la situación cuando no prestan servicio el 10% o más de los puntos de la red, como es el caso actual. Y fija en entre 12 y 24 horas el tiempo máximo permitido para su resolución, algo que ahora no está ocurriendo.

Además, la semana del 14 al 20 de julio el servicio se cayó en toda la ciudad durante al menos cuatro días, como denunciaron varios usuarios a través de las redes sociales y como confirmó la propia empresa a través de su cuenta de Twitter.Bonos anuales y por días

Según los datos que facilitó la empresa ayer, durante el primer semestre del año hubo 19.266 usuarios distintos del servicio Wizi. Se incluyen tanto los que tienen un abono anual como los que contratan un servicio mensual, semanal, o incluso por días (de uno o de tres). Estos últimos son demandados, principalmente, por turistas que llegan a Zaragoza y que quieren disponer de conexión a internet en la calle.

Etiquetas