Despliega el menú
Zaragoza

La rebaja de tarifas logra que el AVE ya supere el millón de viajeros en Zaragoza

La demanda hacia Barcelona ha crecido casi un 10%, y hacia Madrid otro 6%, en el primer semestre.
La patronal del transporte por carretera acusa a Renfe de «depredar» al autobús con su política de precios

Una doble composición del AVE Madrid-Zaragoza-Barcelona, en la estación de Delicias.
La rebaja de tarifas logra que el AVE ya supere el millón de viajeros en Zaragoza
Guillermo Mestre

El AVE no para de ganar cuota de mercado en Zaragoza gracias al trasvase de viajeros de la carretera, lo que ha permitido salvarse de la caída generalizada de la movilidad por la crisis económica. La agresiva política tarifaria aplicada por Renfe ha permitido reforzar al tren de alta velocidad como medio de transporte hegemónico en el corredor Madrid-Barcelona, hasta el punto de que en el primer semestre del año ha vuelto a crecer casi un 10% el número de usuarios del tren entre Zaragoza y Barcelona y más de un 6% en la relación con Madrid. El éxito aún es mayor en los trenes de alta velocidad que comunican con Andalucía, que duplican con creces este aumento, hasta el 19%. De esta forma, se ha superado con creces el millón de clientes.

La rebaja media del 11% en la tarifa general del AVE aplicada en febrero de 2013 ha garantizado a Renfe garantizar el crecimiento sostenido de la demanda en la capital aragonesa, al igual que en el resto de grandes ciudades conectadas por alta velocidad. El éxito comercial aún es mayor en el caso de Zaragoza por el hecho de que el año pasado ya se cerró con un crecimiento del 8,1% en la relación con mayor demanda en Aragón, la que conecta las terminales de Delicias y Atocha, que utilizaron 1,1 millones de usuarios (en el primer semestre de este año, 608.431).

El segundo servicio más solicitado es el que une Zaragoza con Barcelona, que obtuvo incluso un mejor resultado: una subida del 8,9% gracias a los 613.815 clientes de la alta velocidad (la cifra acumulada hasta junio es de 300.684 viajeros, sin contar los que viajan en los servicios transversales con el norte de España). 

En el caso del AVE que enlaza con Andalucía, las cifras se han disparado en el primer semestre. Solo las relaciones con mayor demanda, Córdoba, Málaga y Sevilla, han subido más de un 19% al haber viajado 130.627 personas. 

Fuentes oficiales de Renfe argumentaron que el crecimiento «tan importante» no solo se debe a su política tarifaria, sino al propio servicio prestado. «Hace año y medio se redujo el precio de los servicios AVE y se han ido implantando novedades como la inclusión de la clase Turista Plus, mejoras en el proceso de compra con la puesta en servicio de una nueva aplicación, billetes a través de Passbook y Passwallet, billetes combinados que incluyen el servicio de Cercanías con el AVE y, más recientemente, el coche en silencio o el equipaje puerta a puerta», destacaron.La sangría del autobús

El éxito del ferrocarril de alta velocidad ha supuesto una auténtica sangría para el autobús, cuya caída parece imparable en las rutas de media y larga distancia que compiten con el AVE, según se constata en el último barómetro del sector, hecho público este mes con datos referidos al primer trimestre del año. «En dicho descenso, la política tarifaria implementada por Renfe ha jugado un importante papel, así como las nuevas plataformas ‘online’, del estilo de Bla Bla Car», apunta en sus conclusiones.

De hecho, el barómetro incide en que la demanda en el autobús interurbano de larga distancia ha sufrido una sustancial bajada, con una tasa de descenso del 8,2% que achacan directamente a la política tarifaria de Renfe. «A pesar de que es muy complicado cuantificar exactamente cuál es la cuantía del trasvase intermodal de viajeros, la demanda de estos en servicios ferroviarios de larga distancia ha aumentado en un 15,8% en el último año», apunta. 

Los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE) van en la misma línea y constatan que el transporte interurbano por carretera ha caído un 5,7% entre enero y mayo, mientras que el ferrocarril ha crecido un 15,8% en el mismo periodo del año.Los efectos en la línea de Alsa

El presidente de la Federación Nacional Empresarial de Transportes en Autobús (Fenebús) y dueño de Automóviles Zaragoza, Juan Calvo, aseguró que la caída de la demanda en lo que va de año en los buses de Alsa que unen la capital aragonesa con Madrid y Barcelona es «importantísima». «Nos están machacando con una competencia desleal, desde una posición dominante que está provocando una depredación de un medio de transporte sobre otro», sostuvo Calvo, que forma parte del consejo de administración de la compañía.

Desde Alsa no se facilitó ningún tipo de dato sobre la evolución del negocio por política de la compañía y señalaron que la crisis ha reducido la demanda de movilidad tanto por motivos de trabajo como de ocio, recordando que la patronal lo cuantifica en más de un 20% en los últimos cinco años. Sobre el trasvase de viajeros al tren tampoco quisieron pronunciarse. 

El que sí lo hizo fue Juan Calvo, quien recriminó a la Administración que asuma las pérdidas millonarias de la explotación del ferrocarril y al mismo tiempo permita una política de precios que castiga al autobús. «Luego quieren que nosotros vayamos a los pueblos para garantizar la movilidad rural», lamentó.

El presidente de Fenebús también mostró su malestar por la competencia que suponen las plataformas para compartir vehículos. Así, recordó que Bla Bla Car ofrecía hasta 400 plazas para viajar a Madrid en un fin de semana, a finales de junio. «Esto supone la capacidad de ocho autobuses», dijo antes de lamentar la «competencia desleal» que, a su juicio, sufre el sector del transporte por carretera por partida doble. 

Etiquetas