Zaragoza

La Montañanesa reduce olores y vertidos pese el escepticismo de los vecinos

Según datos del Ayuntamiento de Zaragoza las emisiones a la atmósfera han disminuido un 83%.

La Montañanesa reduce olores y vertidos pese el escepticismo de los vecinos
J.M. Marco

El entorno de malos olores que llevan soportando los vecinos de Montañana más de 30 años parece haber llegado a su fin. La papelera Torraspapel, más conocida como La Montañanesa, ha comenzado a reducir sus vertidos y niveles de contaminación atmosférica.

Así lo reflejan los datos que ha dado a conocer el Ayuntamiento de Zaragoza y que son el resultado de un Plan de Inversión de más de 23 millones de euros llevado a cabo por la empresa desde 2011. 

La Montañanesa ha conseguido rebajar en tres años los vertidos al río Gállego, los contaminantes atmosféricos en un 83% e incluso el olor tan molesto que vienen sufriendo los vecinos del barrio de Montañana, situándose dentro de los parámetros reglamentarios, según sostiene un informe del consistorio.

Sin embargo, estos datos contrastan con la opinión de vecinos y partidos ecologistas. Desde la Asociación de vecinos de Montañana aseguran que "no hemos notado que los olores se hayan incrementado pero tampoco que hayan disminuido y para todo lo que se supone que están invirtiendo se sigue notando el olor",  explica Daniel Usón, presidente de la asociación vecinal.

El colectivo lleva reclamando el cese de los olores y los contaminantes desde los años 80, pero es a partir de 2013 cuando los datos han demostrado un avance medioambiental real.

Datos positivos

Según el informe, elaborado por la empresa y publicado por el Consistorio, en 2013 se emitían 61.617 toneladas de partículas a la atmósfera, lo que supone una reducción del 83% con respecto a años anteriores. Asimismo, el Consistorio asegura que en cuestión de un año los vertidos en el río Gállego se han reducido de 876 kilos de sólidos en suspensión y 8.908 kilos de oxígeno a 433 y 4.294 kilogramos al día respectivamente.

Desde el gabinete de comunicación de Torraspapel aseguran que "la reducción de las emisiones está siendo superior a las estimaciones iniciales".La prioridad, reducir los vertidos al Gállego

Unos datos positivos que no acaban de convencer a todos. El color marrón rojizo que presenta desde hace meses el agua del río a la altura de la papelera ha hecho saltar las alarmas. Grupos ecologistas como Equo reclamaron hace unas semanas el control de los vertidos. "No es admisible que los vertidos de la Montañanesa destruyan unos recursos hídricos que son patrimonio de todos los aragoneses y aragonesas", explicaba Rosa Burgos coordinadora del grupo.

La Confederación Hidrográfica del Ebro ha asegurado que los niveles de contaminantes se encuentran dentro de los índices permitidos. Unos datos para los que la Asociación de vecinos de Montañana lleva esperando dos meses desde que los solicitó a este organismo hidrográfico.

Para la empresa y el Ayuntamiento los vertidos al Gállego se han convertido en prioridad. "La intención ahora es tratar de mejorar esos niveles de turbidez y color parduzco del agua vertida que, aunque está dentro de los parámetros medioambientales legales, producen un efecto estético negativo", explican desde el Consistorio.

Aún así, Jerónimo Blasco, concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Zaragoza, aseguró la semana pasada en una visita a la factoría que "gracias a la colaboración de los últimos años de compañías como Torraspapel, Syral o Saica, el Norte de la ciudad ha experimentado una notable mejoría en sus condiciones medioambientales", cumpliendo con los parámetros de aire de la OMS.

Asimismo, la factoría, que produce anualmente 232.000 toneladas de celulosa y 172.000 de papel, ha demostrado, según el Consistorio, llevar un registro diario del volumen que vierte al Gállego desde aguas arriba del vertido hasta la desembocadura en el Ebro.

Si hay olor, hay trabajo

Pero la contaminación y los olores no son la máxima prioridad para los vecinos del barrio que reclaman trabajo. "Llevamos tiempo reivindicando que podemos asumir el hecho de los olores siempre que cuenten con los jóvenes del barrio y se preocupen por ellos para darles empleo, porque la verdad es que cada vez son menos los vecinos de Montañana que trabajan en la empresa", explica el presidente de la Asociación de Vecinos de Montañana.

Aunque, según el departamento de comunicación de Torraspapel, el 22% de los 471 empleados que componen la plantilla viven actualmente en Montañana. 

Según datos del INE, el gasto de la industria aragonesa en protección medioambiental ha disminuido en 2012 mientras que la inversión ha aumentado en un 19%. Así las empresas aragonesas gastaron en 2012, 76.427 euros mientras que la inversión fue de 23.676 euros.

Etiquetas