Zaragoza
Suscríbete por 1€

La recaudación de la plusvalía se dispara un 28% en los seis primeros meses del año

Pese a las bonificaciones, el Ayuntamiento ha ingresado 23,6 millones hasta el 1 de julio, frente a los 18,4 del mismo periodo de 2013.
El gobierno municipal achaca el fenómeno
a una mayor actividad económica y el PP exige que este tributo se rebaje un 40%

Fernando Gimeno y el alcalde, Juan Alberto Belloch, en el pleno municipal del pasado 27 de junio.
La recaudación de la plusvalía se dispara un 28% en los seis primeros meses del año
Oliver Duch

El espectacular incremento que experimentó la recaudación de la plusvalía durante 2013 por la revisión catastral no se ha detenido este año. En los seis primeros meses de 2014, el Ayuntamiento de Zaragoza ha ingresado por este impuesto 23,6 millones de euros, frente a los 18,4 millones del mismo periodo del ejercicio anterior. Esos 5,2 millones de diferencia suponen un aumento de la recaudación de un 28%, pese a que este año se habían ampliado algunas bonificaciones con el objetivo de paliar la subida.

El impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana, también conocido como plusvalía, es un tributo local que se liquida en casos de ventas de inmuebles, usufructos, herencias o donaciones. Como se calcula con el valor catastral del suelo, la revisión que se aplicó en 2013 disparó el recibo: como mínimo se duplicó, pero hubo ejemplos en los que se llegó a multiplicar por seis. 

El gobierno municipal pudo haber paliado el efecto del catastrazo, dado que la ley prevé que en el caso de que entre en vigor una nueva ponencia de valores se establezca una reducción del 40%, que puede alcanzar el 60% durante cada uno de los cinco primeros años. Pero como esta rebaja dejó de ser obligatoria en 2012, el Ayuntamiento aprovechó el efecto recaudatorio de la revisión catastral en toda su intensidad.Recibo medio de 3.100 euros

Este efecto propició que la recaudación en 2013 aumentará un 125% sobre lo presupuestado, hasta alcanzar los 48,7 millones de euros. En la actualidad, el recibo medio de la plusvalía en la compra de pisos es de 3.100 euros, mientras que en las herencias alcanza los 1.200 euros, según datos del gobierno municipal. En 2013, se giraron 23.719 recibos de plusvalía, de los que unos 7.500 correspondieron a operaciones de compraventa, 15.467 a herencias y 684 a donaciones.

Ante este fenómeno, el gobierno municipal amplió las bonificaciones en 2014. En el caso de las transmisiones ‘mortis causa’, se estableció una bonificación del 75% si el valor catastral del suelo era inferior o igual a 40.000 euros. En el caso de que el inmueble oscilara entre los 40.001 euros y los 70.000, la bonificación se quedaba en el 45%. Pero esta medida no ha impedido que la recaudación del impuesto se haya seguido disparando a lo largo de los primeros seis meses de 2014.

Para este año se había previsto en el presupuesto municipal una recaudación de 36 millones de euros, por lo que se si se mantiene la evolución del impuesto en el segundo semestre, esta cifra se verá superada ampliamente al final del ejercicio. El vicealcalde y concejal de Economía y Hacienda, Fernando Gimeno, recordó que este año no ha habido ninguna decisión municipal que haya propiciado que se eleve la plusvalía, dado que la revisión catastral se aplicó en 2013. «Este año no ha subido el impuesto. El aumento puede obedecer a que hay más actividad económica. Cuando termine el año ya veremos cómo se queda la recaudación», dijo Gimeno, que indicó que a veces se producen transacciones de gran cuantía que disparan los ingresos en un momento determinado.«Afán recaudatorio desmedido»

Pero para el PP, el grupo que más ha denunciado el aumento de este impuesto, no todo el incremento se puede achacar a la actividad económica.«Parte del incremento de la recaudación puede obedecer a eso, porque las cosas van mejor, pero el fuerte incremento que se ha producido  responde al tipo impositivo que se aplica», afirmó el portavoz del PP, Eloy Suárez, que criticó «el afán recaudatorio desmedido» del gobierno municipal. En este sentido, explicó que la plusvalía «es la prueba del nueve de que todo el incremento fiscal se ha concentrado en este impuesto».

Por este motivo, Suárez recordó que su grupo ya planteó iniciativas para reducir el impacto de la revisión catastral en la plusvalía y reducir el recibo, a través de una proposición normativa, que fueron rechazadas por el gobierno municipal. Entre otras, estaba la petición de disminuir un 40% la plusvalía, exigencia que el portavoz popular mantiene a la vista de la evolución que ha tenido la recaudación de este tributo a lo largo de este ejercicio.

El líder de la oposición cuestionó la repercusión que han tenido las bonificaciones aprobadas por el gobierno municipal para este año, que a su juicio solo fueron un intento para «calmar la indignación ciudadana». «Su impacto ha sido escaso», afirmó Eloy Suárez. «El impuesto de la plusvalía se ha desbocado y es una sangría para los zaragozanos», dijo.

 

Etiquetas