Zaragoza
Suscríbete por 1€

Luz verde a los aterrizajes verdes en el aeropuerto

Desde el pasado 29 de mayo las compañías pueden solicitar las maniobras de aproximación en descenso continuo. Por el momento, el aeropuerto solo ha recibido la solicitud de una compañía. 

Avión aterrizando en el Aeropuerto de Zaragoza
Aterrizajes menos ruidosos en el Aeropuerto de Zaragoza

Luz verde a los aterrizajes verdes en el Aeropuerto de Zaragoza

Desde el pasado 29 de mayo las compañías pueden solicitar las maniobras de aproximación en descenso continuo. Por el momento, el aeropuerto solo ha recibido la solicitud de una compañía.

Desde el pasado 29 de mayo las compañías aéreas que operan en el Aeropuerto de Zaragoza ya pueden realizar maniobras de aproximación de descenso continúo o también llamados aterrizajes verdes, con la publicación de este protocolo en la Publicación de Información Aeronáutica de los Aeropuertos de España, la AIP.

Esta medida, muy demandada por los vecinos de los barrios del entorno del aeropuerto, se pone en marcha tras la aprobación de los correspondientes protocolos por parte de AENA y, previamente, de la Comisión Interministerial Defensa-Fomento, dada la doble utilización, civil y militar, del Aeropuerto de Zaragoza. "Ahora las compañías aéreas tienen la opción de aterrizar realizando este tipo de maniobras, pero son las compañías las que deciden”, señalan fuentes de AENA, que explican que, hasta el momento, solamente lo ha solicitado la compañía TNT.

"A las empresas les interesa porque les permite ahorrar combustible”, dice Rosa Burgos, secretaria de la Asociación de Vecinos de Montecanal y presidenta de la Asociación Nacional de Afectados por el Impacto del Tráfico Aéreo. "Pienso que es una ventaja en general para la ciudad, porque se genera menos ruido y se contamina menos", apunta la representante vecinal.

Esta medida es una de las reivindicaciones planteadas por los afectados por el ruido en numerosas ocasiones a AENA, "junto con la reducción del pasillo aéreo en el aeropuerto, que aún está pendiente", explica Burgos. "Lo que pedimos es tener unos postes para reducir el área por la que los aviones pueden aproximarse al aeropuerto, que ahora mismo tiene una anchura de 3,2 kilómetros, y lo que queremos es que se reduzca, en lugar de que campen a sus anchas", de manera que solo puedan aproximarse por las zonas verdes de los barrios colindantes con el aeropuerto para así minimizar el ruido, explica Burgos.

Igualmente, los vecinos solicitan la instalación de dispositivos de seguimiento de las aeronaves, como se ha instalado en otros aeropuertos como el de Madrid, para “ver por dónde entran los aviones y quiénes incumplen la aproximación por estas zonas”, apuntan.

Aproximaciones en descenso continuo

En relación a los aterrizajes verdes, CHA informó en nota de prensa que según la respuesta dada al diputado en el Congreso por la Izquierda Plural, entonces Chesús Yuste, las maniobras de aproximación en descenso continuo fueron aprobadas por el pleno de la comisión interministerial Defensa-Fomento (CIDEFO) el pasado 19 de marzo. Después de esta aprobación se coordinó con AENA su publicación en la Publicación de Coordinación Aeronáutica de España.

Las llamadas CDA o aproximaciones en descenso continuo son maniobras de aproximación “que llevan aparejado un aumento del tiempo durante el cual el piloto de la aeronave lleva el avión al ‘ralentí’ o a potencia baja en la fase de descenso, ya que se intenta, en la medida de lo posible, que sea el piloto el que maneje dicho aparato con el objetivo de reducir el gasto de combustible en esta fase del vuelo”, explican desde AENA. Así, este menor gasto de fuel lleva consigo una reducción de las emisiones de gases contaminantes y, por el hecho de emplear una potencia moderada, un menor impacto acústico en la población.

Según AENA, con estas maniobras, por cada vuelo se consigue una disminución del nivel de ruido entre 4 y 6 dBA en poblaciones situadas entre 11 y 22 millas náuticas del umbral, una media de 160 kg. de reducción de gasto de combustible por vuelo y una disminución de entre 300 y 480 kg. de media en la emisión de gases contaminantes por aeronave.

Etiquetas