Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Gastronomía

En pie de guerra contra las chinches

Una comunidad de vecinos de Zaragoza lleva un año de fumigaciones para combatir sendas plagas de chinches y cucarachas.

Chinches de lejos
En pie de guerra contra las chinches

Un año llevan ya los vecinos de la calle de Comuneros de Castilla 15, en el zaragozano barrio de Las Fuentes, luchando contra las chinches y las cucarachas. El verano pasado, Pedro Bernal, actual presidente de la comunidad y dueño de la vivienda más afectada, empezó a ver las primeras cucarachas en su piso. "De repente, nos encontramos alguna cucaracha en casa, al principio pensábamos que podía deberse al calor del verano, sin embargo, siguieron proliferando durante los meses siguientes hasta que descubrimos que el foco se encontraba en el piso de arriba", explica el presidente.

Durante los últimos diez meses se ha realizado una fumigación de chinches y cinco de cucarachas, para evitar que se siguieran multiplicando. Sin embargo, no han tenido éxito. "Los inquilinos del piso de arriba no han colaborado en ningún momento ya que siempre que se ha programado una fumigación han puesto impedimentos para realizarla, de hecho, hasta que no me personaba y amenazaba con llamar a la policía no permitían la entrada de la empresa de fumigación", puntualiza Pedro Bernal.

Por ello, finalmente han tenido que acabar en los juzgados. "Interpusimos una demanda civil contra la dueña del piso en el mes de octubre, pero siempre que han venido los servicios sociales de la DGA no se les ha abierto la puerta", asevera el presidente de la comunidad. Bernal también resalta que los juzgados han trabajado de manera muy eficiente, ya que el domingo se puso otra denuncia por lo penal y este martes la jueza decretó el desalojo de los inquilinos para proceder a una nueva fumigación, que se ha realizado sin ningún problema.

"Los inquilinos se han comprometido a realizar las labores de limpieza necesarias en sus ropas para evitar que sigan proliferando las chiches", asegura Pedro, que se ha personado junto a la Policía Nacional en la vivienda. El presidente asevera que espera que cumplan con su palabra porque si no lo hacen seguirá ocurriendo lo mismo que ha pasado en las veces anteriores.

Efectos en el vecindario

Debido a estas plagas algunos vecinos han sufrido varios trastornos. Muchos son los que en las juntas han asegurado tener que necesitar algún ansiolítico para dormir. "Si me lo pudiera permitir hace días que me habría ido del piso", explica Natalia, una vecina del edificio. Otro ejemplo es Marta, una vecina del 5º E, que tuvo que abandonar su vivienda en el mes de octubre por la fobia que sufre hacia las cucarachas. La situación del hijo de Pedro es también similar ya que debido a los picotazos de las chinches ha tenido que irse unos días a casa de su tío, hasta que se termine la fumigación.

Las plagas de chinches más comunes que nunca

Según datos de la Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas (Anecpla), las plagas de chinches, roedores y cucarachas son las que más han crecido en España. De hecho, las intervenciones por chinches de cama suponen más de un 70% en toda la Península Ibérica.

Datos similares son los que maneja Ignacio Orensanz, dueño de Quimera Biological Systems, una empresa aragonesa. "En los últimos años hemos pasado de que las plagas por chinches fueran algo extraordinario a ser algo común", explica Orensanz. En su empresa se ha pasado de cinco o seis actuaciones al año a unas 8 cada mes.

Las razones son variadas. "Estos insectos son muy planos y se meten por cualquier costura, por eso, ahora que viajamos tanto, ha aumentado el número de plagas", explica Orensanz. Desde Anecpla también destacan la globalización, el crecimiento de las ciudades y el cambio climáticos como factores determinantes para la proliferación de estas especies.

Etiquetas