Zaragoza
Suscríbete

Las grietas del puente de Gelsa crean controversia entre las instituciones

Mientras que la comarca pide que se reforme, la DGA asegura que está en perfecto estado.

El puente de Gelsa
Las grietas abundan en el puente de Gelsa

El puente de la localidad zaragozana de Gelsa vuelve a ser objeto de atención, después de que hace diez años se moviera ligeramente cuando el que pasa sobre las vías del tren se derrumbó. "Cuando el otro tuvo desprendimientos, al producirse movimientos de tierras, el que está encima del Ebro se movió levemente", explican desde la Comarca Ribera Baja del Ebro.

Además, señalan que hace años que presenta grietas y agujeros. "Hace mucho tiempo que ya nos llegaron imágenes de debajo del puente en las que se podía ver cómo pasaba la luz", aseguran. Sin embargo, destacan que durante este tiempo la DGA ha ido arreglándo los desperfectos que se apreciaban.

"A raíz de los desprendimientos se comenzó el borrador de un proyecto que tenía como propósito ensanchar el puente y ampliarlo", subrayan desde la comarca. Sin embargo, con la entrada del nuevo Gobierno este borrador se paralizó por la falta de presupuesto.

Los problemas de estrecheces son continuos en el puente, ya que los camiones no pueden pasar cuando hay un coche circulando y deben esperar hasta que sale del puente. "Deberían hacer uno nuevo, tanto por estos problemas como por las grietas que se aprecian", sostienen desde la Comarca Ribera Baja del Ebro.

Mientras tanto, el alcalde del municipio se encuentra ocupado en corroborar si las grietas que se aprecian en la estructura puede afectar o no la seguridad de la edificación.

"Tengo que mirar todo detenidamente para que se puedan tomar las acciones correspondientes", sostiene José Miguel Almorín, alcalde de Gelsa. Además, añade que hasta esta semana no tenían ningún tipo de constancia sobre los agujeros de la parte inferior, aunque sí conocía el estado deteriorado en el que se encontraba la infraestructura.

Por su parte, desde la DGA aseguran que no tienen ninguna constancia de que exista el más mínimo problema. "Su estructura no está dañada porque si lo estuviera ya la habríamos arreglado", aseguran fuentes del departamento de Obras Públicas.

De momento, el puente continuará como está ya que, según el departamento de Obras Públicas, que controla regularmente todos los puentes, "no supone ningún riesgo, puesto que está en perfectas condiciones".

Etiquetas