Despliega el menú
Zaragoza

Belloch tiene quien le escriba... en inglés

Los estudiantes de 5º de primaria del CEIP Agustina de Aragón solicitan al alcalde que acabe con la contaminación.

Belloch tiene quien le escriba? en inglés
Belloch tiene quien le escriba? en inglés

"Dear Mr. Belloch"... así comienzan las cerca de cien cartas que los estudiantes de 5º de primaria del Colegio Público Agustina de Aragón de Zaragoza han escrito al alcalde para que acabe con los vertidos al río Gállego. El centro, ubicado en Parque Goya, suele realizar numerosas actividades deportivas con los alumnos y sus familiares que pretenden acercar a los más pequeños al medio natural.

 

Todo comenzaba el pasado 29 de mayo, en una actividad organizada por el colegio, en concreto una excursión en bicicleta con un recorrido por las riberas del Gállego. "Al llegar a la desembocadura del río, los niños presenciaron el vertido que hace la 'Montañanesa' al cauce. Verlo es impactante esa cantidad de líquido y el olor... es algo tremendo. Por eso decidimos enviarle una serie de cartas solicitando al alcalde Belloch que solucione este problema", explica Horacio Tabernero, jefe de estudios del CEIP y profesor de Educación Física.

 

Pero no se trata de cartas al uso, sino que, como el centro es bilingüe, se decidieron a redactarlas en inglés con la ayuda de las dos profesoras que imparten la materia, Yolanda Cortés y Susana Bernal. Los escritos, de una carilla de extensión y presentados a mano, constan de tres partes: una presentación del alumno, una explicación de los hechos, y peticiones y sugerencias.

 

"Le escribo esta carta para quejarme sobre el líquido que se vierte en el río Gállego", introduce Cristina. "Era nauseabundo, olía fatal y nos sentimos muy mal", relata Alejandra. Un tratamiento del agua y poner fin a los vertidos han sido las dos cuestiones más solicitadas por los niños y niñas de 11  años de edad. Los motivos ya eran variados: "Tenemos que respetar la naturaleza, los animales y los ríos", dice una; "Nos preguntamos si usted podría poner una planta de tratamiento e investigar sobre una manera de no contaminar el río", propone otra misiva. "Si usted cree que no contamina, ¿podría beber de ella?", sugiere un alumno.

 

Este lunes, Tabernero se dirigía en persona con "todo el taco de cartas" al Ayuntamiento de Zaragoza para hacérselas llegar al alcalde directamente aunque, asegura, no esperan constestación: "Hemos querido huir de formalidades por lo que las hemos entregado directamente en la oficina de la Alcaldía".

La elección del idioma tampoco ha sido casual. "Se supone que en la actualidad todo el mundo debería hablar este idioma y más aún si se trata de un cargo de responsabilidad", afirma el jefe de estudios.

Huele mal, pero es legal

Hace tan solo un mes el partido ecologista Equo denunciaba el "lamentable estado de las aguas del río Gállego a su paso por Zaragoza" que mostraba una coloración marrón desde haceía unos días y culpaban a la industria papelera. "No es admisible que los vertidos de la 'Montañanesa' destruyan unos recursos hídricos que son patrimonio de todos los aragoneses y las aragonesas", afirmaba su portavoz al tiempo que criticaba la labor de la Confederación Hidrográfica del Ebro.

Desde la organización aseguran que los problemas con la papelera son "históricos" y que el río Gállego "ha recibido impactos importantes desde hace tiempo". Así lo explica Carmen Tejero de Equo Aragón. En su opinión, el problema radica en la falta de concienciación social por lo que han valorado positivamente la iniciativa de los jóvenes zaragozanos: "El agua es un bien básico, tenemos derecho a que nuestros ríos estén limpios", añade.

Por su parte, la CHE ha asegurado que el vertido de la 'Motañanesa' es un "vertido autorizado" que cuenta con una Autorización Ambiental Integrada otorgada por el Gobierno de Aragón. Esto implica que "legalmente cumple todos los requisitos que exige la normativa vigente". Además, indican que este tipo de autorizaciones se renuevan cada cuatro o cinco años y que así se garantiza un mayor control de los vertidos por parte de las industrias, ya que deben adaptarse a las nuevas restricciones que se modifican constantemente.

Etiquetas