Despliega el menú
Zaragoza

El Fogasa resolvió en mayo 13 expedientes a pesar de acumular 3.968 en Aragón

Los sindicatos alertan de la paralización del servicio, que achacan a los "fuertes recortes en la plantilla".

Protesta de los trabajadores del Fogasa en 2011
El Fogasa resolvió en mayo 13 expedientes a pesar de acumular 4.380 en Aragón

"El servicio del Fogasa está, en estos momentos, prácticamente paralizado". Así de tajante se muestra Manuel Pina, secretario de acción sindical de CC. OO. en Aragón. Las cifras le dan la razón: el Fondo de Garantía Salarial (que depende del Ministerio de Economía) apenas resolvió 13 expedientes en la Comunidad a lo largo de mayo, cuando en el mismo mes del curso pasado dio el visto bueno a un total de 1.027 órdenes de pago.

El del mes pasado es el ejemplo más flagrante, pero no deja de ser la tónica general en lo que va de año. En los cinco primeros meses de 2013 se resolvieron 4.161 expedientes, seis veces más que en el mismo período de este año, cuando apenas se dieron 675 órdenes de pago.

Una ritmo de trabajo que provoca un fuerte atasco en las resoluciones del fondo en todo el territorio nacional. Según una notificación oficial del Congreso de los Diputados, el Fogasa acumulaba en marzo un total de 201.600 expedientes sin resolver. Aragón no es ajeno a esta problemática y su retraso se cifra en 3.968 expedientes sin tramitar, que afectan a 6.031 trabajadores.

Los sindicatos no dudan en apuntar hacia la reducción de plantilla acometida entre 2011 y 2012 y la externalización de expedientes hacia una segunda empresa auxiliar. "Estamos viendo ahora las consecuencias reales de aquellas decisiones, aunque ya empezaron a notarse en 2012, cuando la empresa Tragsatec (de titularidad pública) comenzó a tramitar expedientes de las provincias en las que, como en Zaragoza, se estaban registrando grandes retrasos", explica Pina, de CC. OO.

De la misma opinión es José de las Morenas, secretario de Política Industrial y Salud Laboral en UGT Aragón: "El bloqueo comenzó a producirse con la externalización de parte del servicio. Esto está provocando que en las provincias de menor tamaño, como Huesca o Teruel, haya retrasos de cuatro meses, y en otras de mayor tamaño, como Zaragoza, los trabajadores tarden en percibir el dinero al menos 8 meses, aunque se estén dando casos de esperas superiores a un año".

La actividad del Fogasa comenzó a intensificarse al inicio de la crisis, cuando miles de empresas entraron en suspensión de pagos y no pudieron hacer frente a las nóminas de decenas de miles de trabajadores. "Desde entonces -apunta Pina-, y especialmente desde 2012, el Fogasa registra un déficit anual, que se está enjugando con un superávit histórico de 5.000 millones. Esa burbuja ha terminado por estallar este año y el ejemplo de mayo es muy clarificador".

Por ello, apunta Pina, los sindicatos con representación en el Fondo han estado "negociando con el Gobierno una fórmula con la que iniciar un proceso de regreso de funcionarios", ya que "además de los despidos, no se han respuesto las jubilaciones" que se han producido en los últimos años.

"Me dijeron que cobraré en 8 ó 9 meses"

La empresa de marketing para la que trabajaba Ignacio Arias, un zaragozano de 26 años, echó el cierre el año pasado. Lo hizo, según la justicia, por causas objetivas, por lo que parte de la indeminzación (un 60%) corresponde al Fogasa.

El gran problema es el tiempo que deberá esperar hasta cobrar. "El 28 de enero se registró mi caso y me confirmaron que tenía derecho a 600 euros por parte del Fogasa, pero me dieron un plazo de cobro de entre ocho y nueve meses... si no había ningún problema por el camino. En octubre veremos si se cumple lo que me dijeron", apunta este aragonés experto en comunicación digital.

Etiquetas