Despliega el menú
Zaragoza

Calatayud logra pagar a sus proveedores dentro de los 30 días que marca la ley

El pleno aprobó ayer
sendas rebajas en el canon que pagan la empresas
de la zona azul y la del Mesón de la Dolores.

El Ayuntamiento de Calatayud está pagando a sus proveedores en 28 días y medio, por debajo de lo que pide el Ministerio de Administraciones Públicas, que fija treinta días. Así se pone de manifiesto en el informe trimestral de morosidad del que ayer tarde se dio cuenta en el pleno municipal. Durante ese periodo, el Consistorio ha abonado en total 1.900.000 euros, correspondientes a 2.000 facturas, y se ha reducido el periodo medio de pago con respecto a trimestres anteriores. Era este un objetivo marcado desde el inicio de la legislatura, junto con el saneamiento de las cuentas municipales.

Por otra parte, en la sesión ordinaria de ayer se aprobó rebajar el canón anual que paga la empresa Dornier por la explotación de la zona azul para el estacionamiento de vehículos. También se reducirá el que paga la firma que gestiona la hospedería Mesón de la Dolores, de propiedad municipal. En el primer caso, al suprimirse unas 60 plazas de aparcamiento regulado, la adjudicataria había solicitado la creación de otras tantas plazas en el paseo de San Nicolás Francia, en la zona conocida como explanada de la Pera, para contar con el número recogido en el contrato, y que ascendía a unas 720 en el total de la ciudad.

Los estacionamientos eliminados se localizaban en plaza de España, ahora peatonal, Luis Guedea y López Landa, en zonas con alta rotación. Desde el Ayuntamiento no se ha considerado oportuno ampliar por ahora la zona azul en Calatayud, teniendo además en cuenta que en 2013 la ocupación fue del 33%, según indicaron desde el equipo de gobierno, por lo que, calculando las plazas y la rotación de mismas, se aprobó una reducción de 5.900 euros en los 72.000 euros que se ingresan al año de Dornier.

Otra concesionaria, la que gestiona el restaurante y el hotel del Mesón de la Dolores, también pagará unos 5.000 euros menos al Consistorio por la explotación de este negocio. Ante la caída en la demanda, tanto en el área de restauración como en alojamiento, la empresa solicitaba una rebaja en el canón tanto de este ejercicio como en el siguiente. La aceptada por el Ayuntamiento pasa por reducir en un 15% los 35.000 euros anuales que abonan con el fin de apoyar la gestión y que se puedan mantener los 23 puestos de trabajo fijos, además de los temporales que se generan en momentos puntuales a lo largo del año.

Etiquetas