Despliega el menú
Zaragoza

Los vecinos del Actur solicitan revisar los semáforos para evitar golpes con el tranvía

Achacan los últimos siniestros a una descoordinación entre los discos de las avenidas y los de las calles aledañas, aunque el Ayuntamiento asegura que la regulación actual es correcta.

tranviaaaa
tranviaaaa

Cuatro choques con el tranvía en cuatro meses –tres de ellos en el mismo punto, el cruce de la avenida de Gertrudis Gómez de Avellaneda con la calle de Clara Campoamor– parecen ser suficientes para pensar que algo falla. Al menos, así lo creen los vecinos del Actur, que achacan la alta siniestralidad del barrio a una regulación semafórica, cuando menos, «mejorable».El problema podría estar en una descoordinación de diez segundos entre los discos que reglan las avenidas –por donde circula el tranvía– y los que organizan el tráfico de las calles que discurren en perpendicular.El Ayuntamiento, no obstante, asegura que, desde el punto de vista técnico, «el sistema actual es correcto». Recuerda, además, que «se ha revisado todo el trazado» y que «no se han detectado anomalías».

La asociación de vecinos Actur-Rey Fernando, representada por José Emilio Rodríguez, ha observado una anomalía en los postes de Gertrudis Gómez de Avellaneda y de María Zambrano (dos por intersección). «Cuando el primero se pone en verde, el segundo sigue intermitente o en rojo. Al verlo, los conductores se detienen. Si conocen bien la zona, paran en la línea blanca –antes de llegar a la plataforma del tranvía– y si no, tienden a invadir el cebreado amarillo, a pesar de estar prohibido», afirma Rodríguez. Los vecinos pusieron sobre aviso al Ayuntamiento hace un mes, aunque, por el momento, no han recibido una respuesta oficial. La solución, dicen, «es sencilla». «Bastaría con reforzar la señalización o hacer una campaña de concienciación ciudadana», opinaRodríguez. No obstante, la agrupación entiende que el mejor remedio sería «que los dos discos se pusiesen en verde a la vez» o que se trasladase el segundo poste por delante de la cuadrícula amarilla.

«Llevamos demasiados accidentes. Hasta ahora no ha habido ninguno grave, pero podría producirse uno en cualquier momento», alega el presidente del colectivo vecinal. Desde el Servicio de Movilidad Urbana explican que el desfase entre los semáforos «es necesario para garantizar el paso de los peatones por los cruces» e insisten en que si se respeta la señalización «no tiene por qué haber ningún accidente». En todo caso, seguirán trabajando para añadir elementos de seguridad vial que recuerden a los conductores que es necesario extremar la precaución en ese punto, «si se considera oportuno».

Los responsables municipales sostienen que «no hay peligro de que los Urbos 3 pasen durante ese intervalo». Ysi un vehículo quedase atrapado en medio de la plataforma, «el conductor de la unidad tendría el tiempo suficiente para detenerse suavemente». En los últimos meses –de acuerdo con la versión de Rodríguez– los chóferes han tenido que dar «más de un frenazo» para evitar accidentes.

Atropello en Vía Ibérica

En el último año, el Actur ha sido escenario de al menos 13 siniestros entre coches y tranvías, convirtiéndose en el mayor punto negro del trazado.Por otra parte, este sábado se produjo un nuevo atropello a escasos metros de un paso de peatones ubicado en el número 45 de Vía Ibérica. Un joven de 18 años tuvo que ser trasladado al hospital con heridas leves. El conductor dio negativo en la prueba de alcoholemia.

Etiquetas