Despliega el menú
Zaragoza

Los menores no entrarán sin un tutor a las grandes carpas de las Fiestas del Pilar

El Ayuntamiento publica los concursos de gestión del Actur y Valdespartera y asegura que "cumplirá con la ley".

La DGA vigilará el acceso de menores
Los menores no entrarán sin un tutor a las carpas del Actur y Valdespartera

Ya se ha abierto el plazo para que los interesados en gestionar las carpas del Pilar durante las próximas fiestas -tanto en Valdespartera como en el parquin Norte de la Expo- presenten sus propuestas y, una vez más, parece que el proceso no va a estar exento de polémica. Tras varios años de disputas judiciales, cambios de última hora, e incertidumbre, el Ayuntamiento de Zaragoza por fin ha publicado las bases de ambos concursos a tiempo -este martes- y en 30 días se tendrán sobre la mesa las diferentes opciones.

Además, el contrato de explotación exige que la instalación de las carpas finalice como mínimo tres días antes del comienzo de las fiestas, por lo que se evitarán las prisas de última hora que habían caracterizado el proceso en los últimos años.

Sin embargo, otros problemas se anuncian en el horizonte. El principal, el acceso de menores a las carpas. Con el nuevo decreto de la DGA de grandes espectáculos en la mano -que entró en vigor el pasado mes de febrero-, los menores tendrán prohibida la entrada a las carpas a no ser que vayan acompañados de su padre, madre o tutor legal (no servirá un amigo o hermano mayor).

El decreto establece, además, la posibilidad de que los menores accedan por sí solos, pero a un área restringida y exclusiva de las carpas donde no se vendan bebidas alcohólicas.

Sin embargo, desde el Gobierno de Aragón aseguran que la nueva orden "es clara" y que el Consejo Consultivo de Aragón "matizó su aplicación en espectáculos como teatros o circos, pero no para conciertos donde el consumo de alcohol es mayoritario", explican fuentes del departamento de Interior.

De hecho, fuentes del Ayuntamiento confirmaron este martes que "cumpliremos estrictamente lo que indique la Ley de Espectáculos". De ahí que ahora la piedra esté en el tejado de los posibles candidatos a la gestión de las carpas, que ven la situación con pesimismo.

"Estamos totalmente de acuerdo con la defensa del menor y de su salud, pero aunque se les prohíba entrar, seguirán haciendo botellón", explica Alfredo Marquina, vicepresidente de la Federación de Interpeñas de Zaragoza. A su juicio, "tenemos que juntarnos entre todos y ver cuál es la mejor solución, y la nueva ley no creo que lo sea".

Tanto Interpeñas como los responsables de Tanricamente, que gestionaron el espacio del parquin norte de la Expo el año pasado, aseguran que van a estudiar en profundidad todas las exigencias de la licitación para valorar una posible oferta. Sin embargo, ambas entidades ven algunos puntos negros. Alberto Campuzano, de la empresa hostelera, pide tiempo para analizarlo pero reconoce que "debe aclararse el tema de los menores".

Un canon "excesivo"

Pero esta no es la única queja que plantean los posibles concesionarios. Las exigencias económicas del pliego son, según los peñistas, "excesivas". En concreto, se establece, en el caso del Actur, un canon de 180.000 euros más IVA, así como una fianza de 60.000 euros. "Son unas cifras muy elevadas, que ahora mismo no podríamos afrontar", critica.

Además, se exigirá al adjudicatario una póliza de responsabilidad civil para hacer frente a los daños que puedan producirse a personas o bienes durante el periodo de ejecución del contrato por un importe de 2,5 millones de euros.

En cualquier caso, la Federación de Interpeñas se reunirá estos días y "serán las peñas" las que decidan si optarán por el parquin norte de la Expo o buscarán "otras alternativas", como un posible retorno a Valdespartera, donde ya estuvieron el año pasado. El aforo establecido para este recinto -19.000 personas- podría servir para acoger a los peñistas aunque, como asegura Marquina, "es un poco justo".

Según reza el concurso de Valdespartera, será un único empresario (o grupo de empresas) el licitador de todas las actividades del recinto: atracciones feriales, circo, Feria de la Cerveza y Espacio Z. El canon, en este caso, se fija en 150.000 euros y su periodo de adjudicación será, al igual que en el Actur, de tres años más uno prorrogable.

Entre las condiciones exigidas destaca el hecho de que deberán ofrecerse más de 150 atracciones feriales, incluida una noria. Asimismo, el circo deberá tener un aforo mínimo de 1.000 personas, valorándose la no utilización de animales en el espectáculo. La Feria de la Cerveza deberá tener una superficie de unos 4.400 metros cuadrados y un aforo de 3.000 personas, mientras que el Espacio Z dispondrá de 22.000 metros cuadrados.

Etiquetas