Despliega el menú
Zaragoza

El PSOE dice que «el dinero recibido corresponde a la obra hecha»

El PP destaca que solo se podrá justificar la segunda subvención si se presentan nuevas certificaciones
distintas de las aportadas.

La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Sos, María José Navarro, negó ayer que el Consistorio cobrase dos subvenciones distintas por una misma actuación realizada en la residencia. «El dinero recibido corresponde a las obras hechas, no me consta que los trabajos se cobraran dos veces o que se duplicasen las subvenciones», manifestó la también diputada provincial, que insistió en que «en ningún momento se utilizaron las mismas certificaciones para justificar dos ayudas distintas».

Por contra, Navarro destacó que el Instituto Aragonés de Servicios Sociales todavía le debe al Consistorio sosiense 280.000 euros. «Es verdad que se pidió una ayuda a la comarca y otra al IASS, pero cada una se justificó con sus propias certificaciones de obra –señaló–. De hecho, en el requerimiento del Gobierno de Aragón se obvia una última certificación de más de 500.000 euros. Cuando se presentó, los técnicos del Instituto Aragonés de Servicios Sociales vinieron y vieron que todo estaba bien, pero el IASS aún le debe al Ayuntamiento de Sos 280.000 euros».

Por su parte, el alcalde de Sos, el popular Jesús Iso, exige al PSOE que dé explicaciones. «Es el anterior equipo de gobierno el que nos tiene que aclarar qué pasó con la justificación de esas subvenciones –reclama–. Este tema es algo que no me esperaba y que no conozco porque ni siquiera he podido tener acceso al expediente, pero hay una cosa clara: las deficiencias que ha detectado la DGA solo se pueden subsanar aportando nuevas certificaciones de obra distintas de las que se presentaron en su día o devolviendo el dinero, cosa que en la actual situación económica del Ayuntamiento es imposible».

«O hay nuevas certificaciones o tiene que haber dinero. Si no hay ni una cosa ni otra, el PSOE deberá explicar qué hizo con esos 600.000 euros», reitera el regidor, que recuerda que las certificaciones las emite la empresa que hace las obras y que deben incluir una descripción detallada de los trabajos a los que hacen referencia. En el caso de la residencia de Sos, la adjudicataria fue la constructora Caminos y Construcciones Civiles S. A., que luego pasó a ser Obras Civiles Codesport S. A.

Iso –que está en minoría– ha incluido este asunto en un pleno extraordinario convocado para el martes y denuncia que se enteró del requerimiento del Gobierno de Aragón cuando la oposición forzó la celebración de otro pleno que se celebrará el 7 de mayo. «La resolución llegó al Ayuntamiento pero no me fue notificada, así que tuve que pedir a la DGA que volviera a enviármela», explica.

En el pleno del martes también se abordarán otros asuntos especialmente polémicos como la propuesta del alcalde de que el Ayuntamiento reconozca y contabilice el préstamo de 2,6 millones que tiene pendiente con la DGA o el auto del Juzgado número 2 de Ejea que, aunque archivó la denuncia sobre el festival Luna Lunera, puso de manifiesto posibles irregularidades administrativas, civiles o contables que han llevado a la DGA a abrir un expediente disciplinario al secretario.

Por su parte, la oposición llevará al pleno del día 7 varias iniciativas para reprobar la actuación del regidor, entre ellas una sobre la denuncia sobre el festival ante la Fiscalía. «El alcalde tiene secuestrado el Ayuntamiento, no ha celebrado un pleno desde septiembre y eso impide nuestra labor de control», denuncia Navarro, que destaca que su grupo ha forzado la sesión «por responsabilidad».

Etiquetas