Despliega el menú
Zaragoza

El Supremo también prohíbe las bicicletas en los parques

El Ayuntamiento critica que se consideren estos vehículos como motos y teme por las concesiones que alquilan bicicletas en la ciudad.

Las bicicletas, tampoco en los parques de Zaragoza
El Supremo también prohíbe las bicicletas en los paques

La sentencia del Tribunal Supremo (TS) que invalida varios puntos de la ordenanza de Circulación de Peatones y Ciclistas de Zaragoza (aprobada en junio de 2009) no solo prohíbe el uso de la bicicleta por las aceras, también por los parques de la ciudad. Esa es, al menos, la interpretación que hacen los técnicos de Movilidad del Ayuntamiento tras analizar el fallo judicial.

La consejera de Servicios Públicos de la ciudad, Carmen Dueso, ha lamentado que el TS equipare una bicicleta con un vehículo a motor, como una motocicleta. Como consecuencia de ese baremo, se producirían situaciones cuando menos estridentes, como la de que un niño de 10 años -igual que cualquier adulto-, debería circular con su bicicleta por la calzada, pero en cambio no podría hacerlo por un parque, tras la anulación total del artículo 28 de la ordenanza.

Desde el Ayuntamiento de la ciudad se critica que la sentencia se basa en una Ley de Tráfico antigua, a pocos días de que entre en vigor la nueva -prevista para el próximo 9 de mayo- en la que, previsiblemente, se desarrollará un reglamento más moderno donde los puntos anulados de la ordenanza volverían a ser legales.

El problema con el que ahora deben lidiar los responsables municipales es qué hacer hasta que dicho reglamento -que con la tramitación parlamentaria en Madrid podría retrasarse hasta septiembre- sea aprobado. Para ello se han creado varias comisiones -jurídica, técnica y política- que deberán marcar una hoja de ruta que "minimice los costes y las afecciones a los ciudadanos", en palabras de Dueso.

Porque una vez que entre en vigor la sentencia, "habrá que cumplirla", por lo que se tendría que empezar a sancionar conductas hasta ahora legales como circular con la bicicleta por la acera o por los parques.

Incluso la consejera teme por las concesiones que ofrecen un servicio de alquiler de bicicletas en la ciudad, a las que, de prohibirles su actividad en los parques, podrían reclamar indemnizaciones. Y algo similar ocurriría con el popular servicio Bizi, que tiene la mayoría de sus estaciones instaladas sobre aceras de la capital aragonesa. Hasta que se aclare cómo queda la situación, sus abonados deberían transportar su Bizi andando hasta la calzada más próxima.

Más anulaciones

De hecho, la cantidad de artículos 'anulados' por el Tribunal Supremo es considerable. Tal y como señalaron desde el Colectivo Pedalea, desaparecen otros aspectos "muy importantes" como la autorización de remolques para niños, la anticipación en los semáforos, el uso compartido de pasos peatonales, la posibilidad de señalizar las calles en contradirección, la no obligatoriedad del timbre y el uso compartido de zonas peatonales.

"Todas estas medidas, junto con otras, hicieron de la ordenanza zaragozana una herramienta útil para promocionar la bicicleta, vanguardista y muy bien considerada por expertos de todo el país. Pero sin ellas la normativa no sirve, pues no recoge un concepto global de política ciclista", lamentan desde esta plataforma.

En una línea similar se pronunció el Observatorio Urbano de la Bicicleta. Según su presidente, Pablo Muñoz, "el Supremo avala la tesis de que la bicicleta es un vehículo y su lugar natural es la calzada como regla general, lo cual es positivo, sin embargo, no ha tenido en cuenta sus especiales condiciones para facilitar su desplazamiento en calzada ni ha contemplado algunas excepciones de convivencia con el peatón lo cual es negativo".

Etiquetas