Despliega el menú
Zaragoza

"Los servicios de protección de menores de Aragón son de los mejores de España"

Las agresiones a sanitarios y los abusos a menores copan el simposio de psiquiatría legal.

Imagen de archivo de médicos de Barbastro se manifiestan contra las agresiones
Médicos de Barbastro se manifiestan contra las agresiones

Dos de los temas candentes del Simposio Nacional de Psiquiatría legal y Ciencias Forenses que se celebrará este fin de semana en Zaragoza son los abusos a menores y las agresiones al personal sanitario.

Carlos Fuertes Iglesias, abogado especializado en abusos a menores, afirma que la sociedad está más concienciada contra los delitos de índole sexual en el que las víctimas son menores de edad: "Ahora se denuncia más y se actúa más", aunque asegura que "en muchas ocasiones debe tenerse en cuenta que los agresores son enfermos mentales".

Fuertes afirma que en Aragón "los medios para la protección de menos son excelentes. A nivel nacional está entre los mejores". Destaca el papel del Gobierno de la Comunidad aunque asegura que podrían mejorarse las dotaciones: "La justicia no puede llegar al 100% de efectividad si no cuenta con los materiales necesarios, por eso se debe apoyar aún más, aunque desde el Gobierno de Aragón se ha hecho un énfasis fabuloso para cubrir este tema".

Para Fuertes, los medios de comunicación "se centran demasiado en el caso cuando deberían enfocarlo más hacía la prevención". Aún así, considera que los menores están "protegidos" y los delincuentes "suficientemente penados" aunque se obvié que, según la Organización Mundial de la Salud, la pedofilia está considerada como una enfermedad mental: "Muchos de los delincuentes tienen un transtorno mental que debe ser tratado en un centro psiquiátrico, no en una prisión. Las personas que lo sufren afirman que son totalmente incapaces de frenar sus impulsos".

Como especialista considera que no hay ningún perfil único, aunque afirma que hay un rasgo clave en la mayoría de ellos: "Las redes sociales son su gran método de actuación para acercarse a la víctima porque los menores las usan de manera inadecuada. Debería haber una mayor concienciación sobre esto".

En el marco legal, Fuertes considera que la medida de aumentar hasta los 16 años la edad de consentimiento sexual (actualmente está en 13) es equívoca: "Los propios estudios del Ministerio de Sanidad demuestran que los jóvenes mantienen relaciones antes, si hacen esto se judicializarán las relaciones sexuales". Además, opina que las reformas "no pueden hacerse a golpe de opinión popular, es muy tentador quitar derechos para reducir riesgos, pero no debe ocurrir".

"La mayoría de los médicos no denuncian las agresiones"

Un estudio realizado por la Universidad de Zaragoza demostró que el 64% de los médicos españoles han sufrido violencia psicológica, de ellos, el 11% han sido víctimas de agresiones físicas.

Asier Urruela Mora, profesor titular de Derecho Penal en la Universidad de Zaragoza, explica los motivos de las agresiones: "La causa principal es que se ha perdido la perspectiva del médico como figura de autoridad, el paciente ha pasado a considerarse a sí mismo un cliente, y como tal, siente que tiene derechos para exigir".

Por otro lado, confirma que la mayoría de los casos se dan en las salas de urgencias "la gente no entiende que su urgencia sea menor que la de otro paciente que llega más tarde y pasa antes que él". Urruela asegura que "muchos médicos son conscientes de que trabajando ahí pueden ser víctimas de estos problemas, el Observatorio de Agresiones registra unas 500 denuncias anuales, eso es poquísimo, muchos prefieren evitar conflictos legales".

El personal sanitario, por su parte, solicita que este tipo de actos sean considerados como "atentados", amparándose en el artículo 550 del Código Penal que especifica que las agresiones a funcionarios acarreán penas de uno a tres años de prisión. Sin embargo, Urruela opina de otra manera: "Desde el derecho administrativo sancionatorio podría crearse un verdadero arsenal que iría desde multas hasta la exclusión del paciente del centro en el que suele ser tratado para separarle del médico".

Etiquetas