Despliega el menú
Zaragoza

El hermano del delegado de Stop Accidentes muere enun choque en Urrea de Jalón

José María Bernal, de 53 años, falleció tras la caída mortal
que sufrió tras chocar su moto con una furgoneta en la A-122
Ambos perdieron a sus padres en un atropello en Zaragoza en 2005

José María Bernal Ariza, hermano del delegado de Stop Accidentes en Aragón, murió el miércoles en una colisión de tráfico en la localidad zaragozana de Urrea de Jalón, en la comarca de Valdejalón. La víctima, de 53 años, falleció al sufrir una caída mortal cuando parece que trataba de adelantar con su moto a una furgoneta. Según informó la Delegación del Gobierno en Aragón, el siniestro se produjo sobre las 11.20 en el kilómetro 15 de la A-122.

La Guardia Civil ha abierto una investigación para esclarecer las causas del accidente, pero todo apunta a que el motorista no tuvo tiempo suficiente para frenar y evitar el impacto con el furgón. El conductor del último vehículo es vecino de Urrea de Jalón y se dirigía a sus tierras para regar. A un kilómetro del casco urbano, el hombre giró a la izquierda para dirigirse a sus campos, el motorista no pudo reaccionar a tiempo y acabó sufriendo el accidente.

José María Bernal es hermano de Miguel Ángel Bernal, quien desde hace dos años es el delegado de Stop Accidentes en la Comunidad aragonesa. Ambos perdieron trágicamente a sus padres en un atropello mortal en la capital aragonesa hace nueve años. Este trágico suceso se produjo el 27 de noviembre de 2005 en el barrio del Picarral. Aquel domingo, Ángel Bernal Adiego y Rosario Ariza Ferrer, de 84 y 83 años, respectivamente, celebraban su 59º aniversario de boda. Y sobre las cinco de la tarde, cuando fueron arrollados en la avenida de Marqués de la Cadena, se dirigían a casa de un familiar, que también celebraba su cumpleaños.

La titular del Juzgado de lo Penal número 4 de Zaragoza condenó en 2007 a una multa de 720 euros a la conductora que causó la muerte del matrimonio de ancianos, al atropellarlos cuando cruzaban de forma irregular la avenida de Marqués de la Cadena. La juez consideró a la joven de 19 años autora de dos faltas de homicidio por imprudencia leve, al estimar que circulaba a una velocidad superior a la permitida: 72 kilómetros por hora, cuando el límite era de 50. Además de la sanción económica, a la joven se le impuso la retirada del carné de conducir por un periodo de seis meses. Y en concepto de responsabilidad civil, tuvo que indemnizar a cada uno de los seis hijos de la pareja con 6.405 euros.

El fallo se quedó muy lejos de la petición del Ministerio Público, que imputaba a la joven dos delitos de homicidio por imprudencia grave y otro de conducción temeraria, al considerar que circulaba a una velocidad mucho mayor (128 km/h) y protagonizando un "pique de tráfico" con otro conductor. Por todo ello, solicitaba que fuera condenada a cuatro años de prisión. La acusación particular, en representación de la familia de los fallecidos, elevaba la petición de condena a ocho años. Mientras que la defensa demandaba la libre absolución de la conductora.

Con esta última víctima, son ya dos los motoristas que han perdido la vida este año en la red viaria aragonesa. El anterior accidente se produjo el pasado 16 de marzo en la localidad turolense de Mas de las Matas, cuando un hombre perdió el control de su motocicleta y acabó en la cuneta de la A-226. Su muerte no se produjo en el acto, sino un tiempo después.

Etiquetas