Despliega el menú
Zaragoza

La Guardia Civil sigue analizando decenas de cámaras para resolver el crimen de Plaza

Los agentes tratan de identificar a las cuatro personas que atacaron
a dos camioneros portugueses para robarles,
matando a uno de ellos.

plaza
plaza

La Guardia Civil continúa buscando a los autores del asesinato de José Manuel Martins Fernandes, el transportista portugués que fue apaleado en Plaza Imperial por cuatro individuos que le robaron las ganancias que había obtenido en un salón de juegos del centro comercial. Los criminales golpearon también a su paisano y camionero Antonio C. D., que resultó herido grave y tuvo que ser ingresado en el hospital. Los datos proporcionados por este último están siendo ‘exprimidos’ por los agentes, al igual que los facilitados por el personal del casino Latinos.

Los investigadores siguen analizando las grabaciones del circuito de seguridad del propio centro comercial y las de las tiendas y negocios de los alrededores de Plaza, como la gasolinera y el hotel, pues estos dos últimos están junto a la explanada donde aparcan los camioneros de rutas internacionales.

Hacia allí se dirigían José Manuel Martins y Antonio C. D. en la noche del viernes 11 de abril después de haber cenado y jugado en el salón de juegos y ganado unos 5.000 euros. Pero cuando estaban cruzando la pasarela peatonal que sortea la autovía de Madrid, cuatro varones que hablaban en castellano (el testigo dijo que eran de nacionalidad española), que vestían ropa oscura y llevaban capuchas, se aproximaron hacia ellos y les golpearon con un bate de béisbol o un objeto contundente similar.

Tras dejar a ambos inconscientes en el suelo, les sustrajeron el dinero en metálico. Tanto el fallecido como su compatriota llevaban las llaves de sus respectivos camiones, en los que transportaban terminales móviles y aparatos electrónicos de gran valor. Sin embargo, las cargas estaban intactas cuando por la mañana inspeccionaron los remolques para comprobarlo.

Otra de las líneas de investigación abiertas por la Guardia Civil es el análisis de los cerca de 6.000 vehículos que pasaron por la A-2 en los momentos previos y posteriores al crimen, pues dado lo apartado del lugar es lógico que se desplazaran en uno o en dos turismo. Los agentes cuentan con las grabaciones de las cámaras de tráfico colocadas en los pórticos de las señales y comprueban cada matrícula con los antecedentes de sus propietarios.

Los dos transportistas fueron trasladados con vida al hospital, Miguel Servet pero José Manuel Martins, de 44 años, falleció a las 20.00 del día 13 de abril debido al grave traumatismo craneoencefálico que sufrió.

Etiquetas