Despliega el menú
Zaragoza

Siglo y medio trabajando por el artesano

Fue una de las primeras entidades de estas características y ocupa un lugar importante en la historia de la localidad.

Desde hace 150 años Brea de Aragón cuenta con una Sociedad de Artesanos y Socorros Mutuos, una entidad mutualista que cubría las necesidades que podían surgirles a los integrantes y a sus familias en casos de enfermedad, defunción y otras dificultades que pudieran atravesar, y que no estaban cubiertas por lo que es en la actualidad la Seguridad Social.

Es una de las más antiguas del país y este mes de mayo se va a recordar su devenir. Su historia se empezó a forjar en unas fiestas de San Blas, patrón del pueblo, de 1864, y se fundó el primero de mayo de ese mismo año.

El párroco de entonces, Alejandro Sinaga y Castar, impulsó su creación, como explica Gloría Gómez, actual presidenta de la Sociedad, y su propuesta caló, en un pueblo que había transformado el curtido de las pieles, heredado de los moriscos, en la fabricación de zapatos. «Casi el 90 % de la población se dedicaba al calzado, o a actividades auxiliares», dice Gómez antes de añadir que la agricultura era residual.

Todavía hoy sigue activa esta sociedad, aunque el fin con el que se creó se fue diluyendo, pasando a un primer plano el carácter cultural y lúdico que también adquirió. «Fue precursora del sistema actual de Seguridad Social. Intentaba cubrir las necesidades de todos los artesanos que la conformaban, tanto por bajas de enfermedad como si se iban a luchar a la guerra se les abonaba una parte de paga a la mujer y los hijos», explica la presidenta.

También cumplidos los 65 años, sus miembros tenían una asignación mínima y en el momento del fallecimiento la Sociedad corría con algunos gastos. A todo eso se destinaban las cuotas que iban pagando los socios, eso sí, solo hombres, el cabeza de familia, porque no fue hasta 1980 cuando se incorporaron las mujeres.

Círculo de lectura

En torno a esta Sociedad surgió un círculo de lectura y recreativo, de baile, un casino en el que no cabían discusiones políticas, un cine fundado en 1957, o una cooperativa de consumo con economato. Todo ello servía para aumentar los ingresos de la entidad y muestra la importancia que ésta llego a tener en el día a día que ha tejido la historia de Brea.

De la fortaleza de la Sociedad de Artesanos y Socorros Mutuos da idea su continuidad hasta la actualidad, sin haber sucumbido a episodios bélicos como las guerras con Marruecos o la Civil, «cuando muchas sociedades de este tipo desaparecieron». Eso puede tener su explicación en que desde su fundación se definió como «laica y apolítica» recuerda Gómez.

El apogeo

Fueron años de gran actividad las primeras dos décadas del siglo XX o hicieron un buen trabajo quienes en la junta directiva se encargaban de dejar constancia documental de la misma.

Entonces se compró un local nuevo como sede, porque hasta entonces –cuenta Gloria– «las actas reflejan que se reunían en la casa del cura, en la del presidente o en las escuelas».

La economía de la Sociedad debía de estar saneada porque después adquirieron otras dos viviendas colindantes, y crearon la sociedad de consumo, así como el círculo recreativo.

El siglo y medio de esta unión mutualista de los zapateros de Brea de Aragón está siendo motivo de estudio. El resultado de esta investigación, que llevan a cabo Santiago Cabello y Carlos Urzainqui, será un libro que verá la luz el próximo 10 de mayo, con motivo de la apertura de los actos de esta conmemoración.

Habrá una exposición con documentos y materiales que se guardan en la actual sede de la Sociedad, entre ellos la máquina con la que se proyectaban las películas en aquel cine con 430 butacas.

Unas jornadas de puertas abiertas al Museo del Calzado de la localidad, reconocimientos a anteriores presidentes y a sus socios más longevos (Antonio Benedí Barcelona y Eloy Floría Navarro) y una comida de hermandad, que seguro será multitudinaria, harán de ese día una fiesta.

Quince expresidentes vivos

Son quince los expresidentes con vida que continuaron el legado de quienes desde 1877, el año del que se tienen las primeras actas en las que se indica que la Sociedad llevaba ya 10 años de andadura, dirigieron en Brea de Aragón este colectivo.

En la actualidad, forman parte de la Sociedad de Artesanos y Socorros Mutuos unas 300 personas, y es una hija y nieta de zapateros quien está al frente de todos ellos. El objetivo común es seguir con la labor que comenzaron sus antepasados.

Etiquetas