Zaragoza
Suscríbete

Valdespartera pide otro colegio para que 200 niños no tengan que irse del barrio

La plataforma de afectados por la falta de plazas reclama crear 3 aulas puente provisionales

Dos niñas dibujan durante la protesta de ayer en Valdespartera por la falta de plazas educativas.
Dos niñas dibujan durante la protesta de ayer en Valdespartera por la falta de plazas educativas.

Al grito de "¡Colegios públicos en Valdespartera!", más de un centenar de vecinos se concentraron ayer para reclamar al Gobierno de Aragón la construcción de otro centro escolar y la creación de tres aulas puente hasta que este se abra. Calculan que de los 517 niños de 3 años que en septiembre empezarán 1º de Infantil, casi la mitad tendrán que hacerlo fuera de su barrio, pero la consejera Dolores Serrat ya ha dicho que Educación no tiene planes para un nuevo colegio allí.

Familias enteras acudieron con silbatos y carteles a la concentración de protesta convocada por la recién recreada plataforma Valdespartera+Coles en una de las parcelas de uso educativo en las que podría edificarse el centro que demandan. De momento, ayer improvisaron allí un aula al aire libre en la que no faltaban la pizarra, la maestra y los pupitres en los que los más pequeños dibujaron y pintaron, a la espera de poder hacerlo en un colegio próximo a sus casas.

Los asistentes denunciaron que este año el problema de falta de plazas que ya venían sufriendo se ha recrudecido, ya que 68 niños se han quedado sin hueco en el proceso de escolarización en curso entre los centros de Valdespartera I (5 peticiones), Valdespartera II (9 sin plaza) y Montecanal, que suman 275 vacantes. De hecho, es este último el que presenta un mayor desequilibrio entre oferta y demanda, que ha hecho que 54 solicitantes estén excluidos según las listas provisionales publicadas la pasada semana. Y aunque este centro da servicio también a los vecinos de Montecanal, desde la plataforma dan por hecho que el grueso corresponde a familias de Valdespartera. No en vano, los residentes en el entorno del instituto solo tenían prioridad por cercanía en Montecanal, mientras que los que viven en otras zonas de Valdespartera tenían dos o incluso tres alternativas sin salir del barrio. El primer caso es el de Patricia Garrido y Daniel Salas, que aún no tienen colegio para su hijo Alejandro.

Esta situación ha hecho que ellos y otros muchos de los que se la jugaban a una sola carta en Montecanal optaran directamente por pedir centros de fuera del barrio como Romareda, María Rosa Molás o Sagrado Corazón Moncayo, que solían tener sitio pero ante el aluvión de peticiones desde Valdespartera, están desbordados para el próximo curso.

Más suerte, "muchísima", ha tenido Diego con su niño, que en el primer sorteo de Valdespartera II se quedó fuera y en el definitivo ?tuvo que repetirse por un error?, logró plaza. Aún así, toda la familia acudió para apoyar la reivindicación. En su caso, calculó que si le hubiera tocado en Romareda ?a 2,7 kilómetros y tres cuartos de hora a pie con un niño? habría tenido que pagar unos 1.000 euros en comedor y 800 en el autobús para todo el curso, un gasto que no todos pueden permitirse. Y no solo eso, tendría que haber cogido el bus a las 8.00, la hora a la que se levantará para ir al colegio de al lado de casa.

"El problema es más grave que los que se han quedado fuera ?Educación habla de solo 14? porque en Valdespartera II, preparado para tres vías, han añadido para el próximo curso dos extra, 50 niños más, lo que supone una masificación que no se puede mantener en el tiempo. Hay una falta de previsión absoluta", advirtió Ricardo Sáez, portavoz de la plataforma, que ha pedido una reunión con la consejera. Aún no tiene respuesta y avisa: "Vamos a seguir movilizándonos".

Etiquetas