Despliega el menú
Zaragoza

El alcalde de Sádaba exige ladimisión de los cuatro ediles que le denunciaron ante la Fiscalía

El popular Miguel Ángel Pérez ha convocado un pleno y amenaza con querellarse contra dos concejales de su partido y otros dos del PAR.

El alcalde de Sádaba, el popular Miguel Ángel Pérez, pedirá el lunes en un pleno la dimisión de cuatro concejales del Ayuntamiento. Se trata de los dos ediles del PP y los otros dos del PAR que en mayo de 2012 presentaron una denuncia ante la Fiscalía por diversas actuaciones, que consideraron irregulares, realizadas por el alcalde en octubre de 2011 «sin haberles comunicado nada».

El regidor amenaza ahora con presentar una querella «por acusación falsa» si los concejales deciden mantenerse en sus cargos . El pleno se celebrará el lunes a las 20.00 y servirá para informar a los vecinos del sobreseimiento de la causa que ha instruido el Juzgado número 2 de Ejea.

Los hechos objeto de la denuncia están vinculados con el reconocimiento, sin certificación previa, de la deuda que mantenía el Ayuntamiento de Sádaba con un empresario por la ejecución de unos trabajos durante la legislatura anterior. Esta persona realizó trabajos en el castillo, las piscinas, la plaza de toros y otros espacios por los que no había cobrado cuando llegó el cambio en el equipo de gobierno después de la últimas elecciones.

«Lo que yo hice fue firmar el reconocimiento de la deuda, nada más. Después de la denuncia, el Juzgado pidió la información al Ayuntamiento y a mí nunca me llamó a declarar ni estuve en la causa. Si supe que se había archivado fue porque me lo comunicó el empresario», dice el alcalde, que ahora exige a los concejales que acepten su responsabilidad. «Fue una maniobra absurda y malintencionada para que el PAR se quedara con la alcaldía sin contar con el PP local», asegura Pérez, que cita la paradoja de que los aragonesistas le ofrecieran su apoyo para ser alcalde y pocos meses después pidieran su dimisión.

El regidor considera que la presentación de la denuncia conllevó «un enrarecimiento del ambiente». «Ha sido difícil contar con el apoyo de un solo concejal –que también suscribió la denuncia– y algunas propuestas se han quedado sobre la mesa por esa situación», recalca. Asegura que en todo este tiempo ha sentido el apoyo de sus vecinos. «El 90% están conmigo y me pidieron que no se me ocurriera dimitir, eso me ha dado mucha fuerza», asegura Pérez.

El PSOE, a la expectativa

«Nosotros estamos a la expectativa en esta situación que es surrealista y no tiene precedentes», señala por su parte el portavoz socialista, Santos Navarro, que fue el candidato más votado en las últimas municipales, en las que consiguió cuatro concejales. Opina que el tiempo ha demostrado que «el supuesto pacto que el PP,con tres concejales, y el PAR ,con dos, hicieron para alcanzar la alcaldía no ha funcionado».

«El pueblo está desgobernado, existe dejadez como demuestra el hecho de que no se haya arreglado la escuela después de la riada de 2012», critica Navarro, quien no obstante aclara que su grupo defendió siempre que la actuación del alcalde fue correcta. «Los otros concejales vieron una ventana para ir a por él y lo hicieron», opina. El portavoz socialista asegura que nunca se ha planteado la moción de censura, pero reconoce que no tendría problema para gobernar en minoría como ya hizo antes.

El PAR no contempla dimitir

Los ediles del PAR no piensan dimitir. «Nuestra actuación fue correcta como ciudadanos y concejales, informamos a la Fiscalía de unos hechos que conocimos seis meses después y porque al Ayuntamiento le llegó el embargo del empresario», sostiene José Domingo Casamayor, quien defiende que si decidieron pedir la dimisión del alcalde y dejar sus delegaciones «no fue porque el PAR quisiera la alcaldía, sino porque el alcalde actuó a espaldas del equipo de gobierno». «Luego no podíamos pertenecer a este órgano para no ser responsables de las posibles irregularidades que vimos y que consultamos con el equipo jurídico del propio Ayuntamiento», explica.

Etiquetas