Despliega el menú
Zaragoza

Doce asistidos por el incendio originado por una vela en un bloque de La Almozara

La dueña del piso donde se declaró el fuego fue rescatada por el balcón, pero ni ella ni el resto de vecinos del edificio necesitaron hospitalización.

Bache en Calle del Lago
os vecinos de La Almozara solicitan el asfaltado de algunas calles del barrio
TERESA MARTÍN

Doce vecinos de un bloque de viviendas de La Almozara resultaron ayer intoxicados de carácter leve como consecuencia del incendio declarado en uno de los pisos de la segunda planta del inmueble, ubicado en el número 1 (duplicado) de la calle de Fraga. El fuego se produjo sobre las 7.30 y arrasó por completo el 2º C, aunque la inquilina y sus dos perros lograron salir ilesos. El fuego y el humo les encerraron en un balcón, donde se refugiaron para pedir ayuda y poder respirar. Y allí fueron rescatados por los bomberos utilizando una escala.

La inmensa humareda obligó al equipo de extinción a evacuar también a algunos de los vecinos de la primera y la tercera planta. El resto quedaron confinados en sus domicilios, después de que los bomberos les tranquilizaran y les aconsejaran que pusieran unas toallas bajo la puerta principal.

Según fuentes del 080, hasta el lugar del suceso se desplazaron dos ambulancias, que aunque no tuvieron que hacer ningún traslado, sí prestaron una primera asistencia a una docena de residentes. «Había alguna persona mayor bastante nerviosa y otras que decían estar algo mareadas, por lo que se les ha suministrado algo de oxígeno», explicaban desde la central de Bomberos.«En cualquier caso, ninguno de ellos presentaba problemas importantes», aclaraban.

Apagó la vela con una manta

Las primeras investigaciones apuntan a que el fuego fue provocado por una vela y se extendió cuando la inquilina del piso intentó apagarlo con una manta. Lejos de conseguir su propósito, las llamas y el humo cogieron fuerza y avanzaron por las siete estancias de la vivienda, que quedó prácticamente destrozada. Los bomberos precisaron al final algo más de dos horas para sofocar el fuego, atender a los vecinos y comprobar que la estructura del edificio no se había visto afectada.De hecho, tras extinguir el incendio, todos los residentes salvo la que habitaba el piso siniestrado pudieron regresar a sus casas.

Etiquetas