Zaragoza

Un vecino de Cetina muere aplastado por su todoterreno en un camino entre Ariza y Embid

Se bajó del vehículo en una cuesta e intentó pararlo cuando se le iba. El coche se salió del camino haciendo que la víctima cayera a una cuneta, subió a una ladera por la inercia y al volver a bajar le atrapó.

Un vecino de Cetina murió ayer aplastado por su propio todoterreno en un camino agrícola que conecta las localidades de Ariza y Embid de Ariza, en la Comunidad de Calatayud. La víctima, un agricultor jubilado, se bajó del vehículo en un tramo en pendiente, se dio cuenta de que el coche se le estaba yendo cuesta abajo e intentó detenerlo. Sin embargo, tuvo la mala suerte de que el automóvil se salió del camino haciéndole caer en una cuneta, subió a una ladera por la inercia y al volver a bajar le arrolló atrapándole bajo la parte delantera.

El accidente fue presenciado por un guarda de caza que inmediatamente alertó a los servicios de emergencia y varias personas que estaban en las inmediaciones. Sin embargo, cuando pudieron auxiliar a la víctima moviendo el todoterreno con la pala de un tractor comprobaron que ya había fallecido.

Los hechos sucedieron en torno a las 10.30 justo en el límite entre el término municipal de Embid de Ariza y el de Ariza. El vecino de Cetina, José Martínez Lavilla –al que todo el mundo llamaba Juan Pablo porque ese era el nombre de su padre y de su hijo–, había ido a ver unos campos que tenía en la zona con su todoterreno, un Mercedes ML270.

"Un guarda de caza que lo ha visto todo nos ha explicado que el hombre ha parado el vehículo en un tramo en pendiente dejándolo en marcha –explicó el teniente de alcalde de Ariza, Constantino Moreno–. El todoterreno ha empezado a desplazarse marcha atrás cuesta abajo, y cuando el conductor se ha dado cuenta de que se le iba ha intentando detenerlo agarrándose a una de las puertas".

Solo se desplazó unos 15 metros

La fatalidad quiso que, mientras trataba de pararlo, el vehículo se salió del camino haciendo que su dueño cayera a una cuneta. A continuación, el todoterreno subió a una ladera por la inercia que llevaba y cuando volvió a bajar se echó encima de la víctima. "El coche se ha desplazado unos 15 metros, pero como era una cuesta con mucha pendiente ha cogido velocidad y ha subido por la ladera a pesar de que también es bastante empinada –señaló Moreno–. Luego ha caído encima del conductor aplastándole con el morro, y un Mercedes así pesa más de 2.000 kilos...".

El alcalde de Embid de Ariza, Joaquín Mariscal, se encontraba a menos de cien metros del lugar del accidente. "Estaba sulfatando y he visto que el guarda de caza me hacía señas para que fuera rápidamente. Me he acercado con el tractor y otro chico a traído una pala, pero cuando ha llegado ya no había nada que hacer porque el hombre estaba muerto –relató el regidor–. Han sido momentos de muchos nervios y mucha impresión, a Juan Pablo le conocía bastante y cuando quiera me echaba un café con él".

Hasta el lugar del siniestro se desplazaron la Guardia Civil, una ambulancia, bomberos de la Diputación de Zaragoza de los parques de Calatayud y La Almunia y la juez de guardia, que ordenó el levantamiento del cadáver.

"Juan Pablo había superado una enfermedad grave, pero estaba perfectamente y ahora ha muerto de la forma más tonta –lamentó el alcalde de Cetina, José Miguel Velázquez–. La noticia se ha extendido en seguida por el pueblo y ha sido un mazazo».

Etiquetas