Zaragoza

El TSJA confirma la fianza de un millón de euros por la paralización de Averly

Apudepa lamenta que se mantenga la fianza porque imposibilita la adopción de medidas cautelares.

averly
Heraldo.es

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) ha confirmado la caución de un millón de euros por posibles perjuicios por la paralización de forma cautelar de los derribos en la antigua fundición Averly de Zaragoza, una suma de dinero que según Apudepa imposibilita la aplicación de esta medida.

La Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés (Apudepa) ha lamentado en un comunicado que se mantenga la fianza de un millón de euros porque imposibilita la adopción de las medidas cautelares pese a reconocer el Tribunal que son necesarias para garantizar la efectividad de la sentencia.

El auto emitido por el TSJA sobre las medidas cautelares solicitadas para la fundación Averly viene a confirmar el anterior de 14 de febrero de 2014 en todos sus términos y rechaza así tanto los recursos presentados por la empresa Brial, propietaria de la factoría, como por Apudepa.

La asociación ya valoró en su día que el Tribunal entendiera necesaria la adopción de medidas cautelares para garantizar una hipotética sentencia estimatoria, aunque mostró su preocupación ante la imposición de esta fianza millonaria.

Ante la confirmación del auto, Apudepa ha vuelto a valorar la estimación de las medidas cautelares y ha lamentado que, en la práctica, una suma de dinero inalcanzable imposibilite su aplicación y que el acceso a la justicia para la defensa del interés general esté limitado a las grandes fortunas.

En los dos meses de plazo que concede el Tribunal, la asociación intentará que las administraciones y otras instituciones defensoras del patrimonio se comprometan con la defensa del patrimonio cultural aragonés para que pueda hacerse efectiva la aplicación de unas medidas necesarias para evitar "los lamentos del futuro".

A este respecto, el colectivo ha señalado que es ahora el Ayuntamiento de Zaragoza quien tiene en sus manos la defensa del patrimonio histórico de la ciudad y que, en tanto no se dicte sentencia, debe de suspender el derribo de Averly.

El consistorio posee la facultad de catalogar municipalmente este conjunto industrial, por lo que su salvación depende ahora de la voluntad política del consistorio, ha concluido.

Etiquetas