Zaragoza
Suscríbete por 1€

Detienen una banda rumana que estafaba a ancianos pidiendo donaciones

Aseguraban que buscaban fondos para dos menores afectados por enfermedades irreversibles.

Los panfletos que usaban los estafadores
Los panfletos que usaban los estafadores

La Guardia Civil ha detenido este jueves en Casetas a un grupo de 5 personas de nacionalidad rumana acusadas de estafar y robar a personas mayores en toda la provincia de Zaragoza y en otras comunidades. La banda, formada por 3 mujeres y 2 hombres de 19 a 32 años, recorría los distintos pueblos zaragozanos con unos panfletos en los que se hacían pasar por una asociación "non provecho" inexistente que recaudaba fondos para dos menores afectados por múltiples enfermedades irreversibles.

Su detención, que llega tras una investigación de más de 3 meses, pone fin a una serie de denuncias emitidas por ancianos a los que, tras haber conseguido que donaran parte de su dinero, robaban además aprovechando la confianza creada otras pertenencias con una gran habilidad.

Los estafadores pedían la firma y el DNI de los ancianos sobre un formulario después de enseñarles un panfleto en el que junto con la foto de dos menores enfermos se afirmaba en un texto plagado de faltas de ortografía que "lo que hacemos nosotros es de recoger dinero para un alma inocente y lieno de sufrimoento que no puede hablar, no puede caminar...", presentando en el documento la bandera de la Unión Europea y el emblema del Gobierno rumano. Entre esos documentos intervenidos existía uno con los nombres de varias de sus víctimas y las aportaciones económicas donadas.

La investigación ha determinado que las cantidades estafadas oscilaban entre los 10 y 100 euros, y los hurtos cometidos a las víctimas entre 100 y 1700 euros.

Por los hechos relatados los 5 detenidos han sido acusados como presuntos autores de delitos de pertenencia a grupo criminal organizado, hurto y estafa. A todos ellos les constan antecedentes policiales y tras ser puestos a disposición judicial se ha decretado su ingreso en prisión.

Modus operandi

Las investigaciones han determinado que se trataba de un grupo organizado que actuaba en diferentes provincias del territorio nacional ( Navarra, Guipúzcoa, Lérida, Soria, Zaragoza, Huesca, Teruel y La Rioja).

Sus miembros desarrollaban labores bien diferenciadas dentro de la organización. Actuaban en grupo de 4 personas, en la mayoría de los casos, un hombre y 3 mujeres, haciendo el primero labores de vigilancia y seguridad, esperando en el vehículo para, tras cometer los hechos, huir rápidamente del lugar.

Una mujer era siempre la encargada de abordar a la víctima y tras ganarse su confianza para que le diera cierta cantidad de dinero, en el momento de mostrar y comprobar el DNI, hurtaba el dinero que portaba con gran habilidad y rapidez.

Los detenidos eran itinerantes, no tenían domicilio fijo conocido, todo ello con la finalidad de evitar ser localizados tras lograr su propósito que no es otro que el de obtener dinero a través de estafas y hurtos.

La Guardia Civil ha comprobado que la asociación para la que pedían ayuda económica no existe, por lo que recomienda a los ciudadanos que desconfíen de aquellas personas que realizan estas captaciones a pie de calle con esta finalidad, ya que las asociaciones legalmente establecidas no suelen utilizar este tipo de procedimientos par la obtención de ayudas, sino que se hacen a través de campañas y personas debidamente acreditadas e identificadas.

Etiquetas