Despliega el menú
Zaragoza

Los padres de Montañana llevan seis años pidiendo el vallado de una acequia

Según el AMPA del colegio Hermanos Argensola, en 2013 se cayeron tres niños a la acequia de Zapateros.

Acequia protegida junto al Sindicato de Riegos
Los padres de Montañana llevan seis años pidiendo el vallado de una acequia

Los padres de Montañana aseguran que en el último año se han caído tres niños en el tramo sin vallar de la acequia de Zapateros, colindante al colegio de Hermanos Argensola. A ninguno le pasó nada grave, pero el AMPA del centro se ha vuelto a poner manos a la obra. Los padres se han propuesto proteger a sus hijos y exigen a la Comunidad de Regantes del Término de Mamblas, responsable de la tajadera, que se encargue de cerrarla.

Esta reclamación ya se hizo en el año 2008. En ese momento el AMPA, la dirección del colegio y la alcaldía del barrio entregaron un escrito al sindicato de riegos solicitando el vallado de la acequia. La Comunidad de Regantes señaló que, como un constructor había adquirido el terreno y tenía pensado edificar allí, éste se encargaría de hacer desaparecer el problema. Sin embargo, la crisis y otras cuestiones hicieron que el proyecto se paralizase y hoy en día continúa la acequia sin proteger y el constructor sin edificar. Seis años después, la Comunidad de Regantes sigue sin ver oportuna su intervención: "No vamos a gastar ahí un dinero para tirarlo a la basura si al final resulta que sale adelante el proyecto de la constructora", comentaban esta semana a Heraldo.es.

Distinta solución al mismo problema

El sindicato de riegos señala su mala situación económica como motivo principal para actuar. Mientras, los padres se preguntan por qué una acequia está tan protegida en la puerta de la Comunidad de Regantes y otra tan desprotegida junto a un colegio de Primaria. "¿Por qué no han hecho lo mismo en las acequias del colegio que en las cercanas al Sindicato?" se preguntan los padres del Hermanos Argensola.

Como señala Antonio Guillera, el presidente del AMPA, el peligro no es que el niño se caiga a la acequia, sino que si el agua viene con fuerza, el chaval podría ser arrastrado por una tubería de unos 100 metros de larga. "A lo que salga el niño por el otro lado le ha podido pasar cualquier cosa", denuncia Guillera. Por eso, el AMPA ha decidido que si no recibe una respuesta satisfactoria por parte del Sindicato de Riegos, denunciará la situación a la Policía Local.

Etiquetas