Despliega el menú
Zaragoza

El alcalde de Mallén, condenado por prevaricación

Asín no podrá ejercer cargo público durante este tiempo. El resto de acusados quedan absueltos

El alcalde de Mallén, Antonio Asín (Archivo)
El alcalde de Mallén se muestra "muy tranquilo" y dispuesto a colaborar con la Justicia
OLIVER DUCH

La Audiencia de Zaragoza ha inhabilitado por 7 años al alcalde de Mallén, Antonio Asín, al considerarlo autor de un delito de prevaricación continuada por el caso Mallén, aunque le absuelve del resto de cargos que se le imputaban.

De ratificarse como firme la sentencia, ante la que cabe recurso en el Supremo, Antonio Asín se vería obligado a dejar su cargo como alcalde de Mallén además de su acta como diputado provincial en la DPZ.

El alcalde, para el que la Fiscalía solicitaba inicialmente una pena de 3 años de prisión y 9 de inhabilitación, ha sido absuelto de los restantes delitos que se le imputaban al igual que los demás acusados, un total de nueve, entre ellos dos de sus concejales, un funcionario y varios empresarios..

El regidor estaba acusado de delitos de falsificación de documentos mercantiles, cohecho, fraude y coautor de otro de falsificación de documento mercantil.

La acusación popular estaba ejercida por los concejales del PP en el Ayuntamiento de Mallén (Zaragoza), Marta Pardo, y Jaime Beltrán.

El tribunal estima parcialmente una de las acusaciones de prevaricación, referida a la orden de pago de dos facturas dada por el alcalde, "a costa" del presupuesto del Ayuntamiento de Mallén, mediante dos Decretos de Alcaldía, "sabiendo como sabía que no existía ningún expediente de contratación para el librador de esas facturas".

Entre otros delitos, el fiscal le había acusado al alcalde, como presidente del Consejo de Administración de la Sociedad Urbanística Municipal de Mallén, de negociar con la empresa Agrovalle la venta de dos parcelas de titularidad municipal por 34.800 euros, un precio inferior al de mercado, que, durante el juicio el ministerio público valoró en 800.000 euros.

En los fundamentos jurídicos de la sentencia, el tribunal considera que esta venta no constituyó delito de prevaricación alguno, primero porque esta sociedad urbanística es mercantil y, aunque dependa del Ayuntamiento se rige por el derecho privado, y segundo, porque la venta no fue un "capricho" sino por crear empleo.

Así, el tribunal recuerda que la empresa que compró los terrenos ofreció crear 227 puestos de trabajo, una oferta "tentadora", que no hizo ninguna otra sociedad.

El tribunal tampoco considera que se haya cometido por esto un delito de fraude.

Alcalde y diputado provincial

Antonio Asín es regidor de Mallén desde el año 1996; además ocupó el puesto de asesor del gabinete del consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes del Gobierno de Aragón desde el año 1999 hasta 2007 y el de diputado provincial desde el año 2007 hasta el momento presente.

El regidor fue expulsado del Partido Socialista en 2012 tras ser imputado por la Fiscalía de la capital aragonesa.

La sentencia no es firme y contra ella cabe interponer recurso de casación dentro de los cinco días siguientes a su notificación.

Uno de los magistrados de la Audiencia, Alfonso Ballestín, dejó constancia por escrito de que discrepa de la decisión adoptada a este respecto al entender que el acusado debió de ser absuelto.

Etiquetas