Despliega el menú
Zaragoza

El delegado del Gobierno respalda la actuación policial en los últimos disturbios

Algunos de los alborotadores el pasado sábado portaban material para provocar incendios, botes de pintura y prendas de vestir para cambiar de aspecto, según apuntan desde la Delegación del Gobierno.

Contenedores volcados en la calle de la Verónica
El delegado del Gobierno respalda la actuación policial en los últimos disturbios

El delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, ha remitido una nota en la que señala que “desde el máximo respeto al derecho de manifestación y a aquellos ciudadanos que legítimamente expresan sus posiciones en la calle, hago patente mi repulsa y condena de aquellos otros que cometen acciones vandálicas", en referencia a los disturbios que se produjeron en Zaragoza los pasados días 17, 18 y 25 de este mes.

Alcalde añade que "del mismo modo lamento el hecho de que algunas formaciones políticas y colectivos vecinales lejos de condenar la violencia, la amparen, protejan e incluso auspicien con sus declaraciones y comportamientos. La presencia de policía en estos actos viene obligada por la detección de grupos muy violentos como así se ha puesto de manifiesto”.

Gustavo Alcalde ha recordado que la primera concentración del día 17 de enero se convocó en apoyo a los vecinos del barrio del Gamonal en Burgos. "Los hechos han demostrado que esto ha sido una excusa para buscar, entre otros objetivos, agitar la calle. Los actos vandálicos son la herramienta para conseguir la intervención policial y las consiguientes detenciones y así poder hablar de 'represión policial', 'estado de sitio', 'toque de queda' y otras expresiones carentes de sentido en nuestro Estado de derecho".

Desde  la Delegación del Gobierno en Aragón se manifiesta que "la prudencia y proporción de la actuación policial en Zaragoza ha quedado de manifiesto una vez más. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado seguirán trabajando para proteger a todos los ciudadanos y sus bienes".

El 17 de enero

La nota recapitula lo sucedido y apunta que "el pasado viernes 17 de enero, se celebró una concentración en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza comunicada por el Frente Estudiantil y Social a esta Delegación del Gobierno de España en Aragón. El motivo de la misma era apoyar a los vecinos del barrio del Gamonal en Burgos. La concentración agrupó a un número aproximado de 700 personas sin que se produjera incidente alguno. Trascurridos unos minutos, en torno a las 20.30, se inició una manifestación ilegal que transcurrió por el paseo de la Independencia, plaza de España, Coso y calle de Alfonso I con final frente a la Delegación del Gobierno. Si bien se trataba de una manifestación ilegal, los agentes del Cuerpo Nacional de Policía acompañaron a los manifestantes para evitar otro tipo de desórdenes hasta la Delegación del Gobierno sin producirse incidentes".

"A partir de entonces -prosigue el comunicado-, varias decenas de personas se dirigieron hacia la zona del Casco Viejo de la ciudad, la Magdalena y calles adyacentes. Es ahí cuando a raíz de la rotura de las lunas de un supermercado, la Policía se ve obligada a actuar para proteger a las personas y sus bienes. Se continúan produciendo actos vandálicos con rotura de semáforos, cabinas telefónicas, quema de contenedores y vehículos o el levantamiento de barricadas con sillas y mesas de cafeterías. Tras varios lanzamientos de piedras y botellas a los agentes de la autoridad, por parte de los alborotadores, seis policías quedan contusionados y se detienen a 4 personas por desórdenes públicos".

Al día siguiente, día 18

"Al día siguiente, sábado, se convocó a través de las redes sociales una nueva manifestación -en este caso ilegal- en respuesta a la actuación de la Policía del día anterior. Preventivamente, dados los altercados ocurridos, la Policía impidió el acceso de los manifestantes al lugar, al no estar comunicada la manifestación y, además, por la presencia de material de construcción susceptible de ser utilizado como arma arrojadiza. Se identificó a personas que a toda costa pretendían realizar la concentración ilegal. Se levantaron actas de infracción por desobediencia a los agentes de la autoridad, por tenencia de bolas de acero sin justificar, y por tenencia de estupefacientes. Fueron detenidas 4 personas, dos de ellas menores de edad, por resistencia y desobediencia grave".

25 de enero

Finalmente, la Delegación del Gobierno recuerda que "el sábado 25 de enero, fue convocada otra manifestación, debidamente comunicada por parte de la A.V.V. Lanuza-Casco Viejo, tras una rueda de prensa a la que se sumaron 20 colectivos con el lema de 'La calle es nuestra, basta de represión'. Se concentraron a las 18.00 en torno a unas 800 personas en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza. La manifestación se desarrolló por el paseo de la Independencia, plaza de España, Coso y calle Alfonso I hasta llegar, sobre las 20.00, frente a la Delegación del Gobierno donde los manifestantes, en torno a la mitad de los que iniciaron la concentración, permanecieron por espacio de unos 40 minutos sin que se produjeran incidentes. A partir de entonces unas decenas de personas comenzaron a provocar desórdenes públicos por la calle Don Jaime I, Mayor, San Jorge, Verónica y San Miguel donde se produce incluso la agresión a un agente de la Policía Local con un objeto contundente -cenicero de cristal- que impactó en su cabeza provocándole una herida que precisa asistencia médica 'in situ' y posteriormente su traslado al Hospital MAZ de Zaragoza".

"La identificación inmediata del agresor por funcionarios policiales -explica la Delegación del Gobierno en Aragón-, permitió su rápida detención y traslado a dependencias de la Policía. Posteriormente, se detiene a otras tres personas que han participado en esos mismos desórdenes públicos y otra más por la quema de dos contenedores. Se intervino material para provocar incendios, botes de pintura de color rojo y prendas de vestir para cambiar de aspecto y no ser reconocidos. Fueron trasladados a la comisaría de Policía".

Etiquetas