Despliega el menú
Zaragoza

Diferencias entre los afectados por la reforma de Don Jaime

El debate sobre la peatonalización de Don Jaime está en la calle. El gran problema, según muchos comerciantes, son los perjuicios durante las obras.

Imagen de archivo de la calle de Don Jaime
Diferencias entre los afectados por la peatonalización de Don Jaime

El proyecto de peatonalización de la calle Don Jaime anunciado por el Ayuntamiento para este verano ha levantado una gran polémica en la calle. El plan afectaría a mucha gente (comerciantes, vecinos de la zona y de otros barrios, peatones, taxistas, autobuses, etc.) y de momento ha generado una gran división de opiniones.

"Vamos a sufrir un bajón de ventas horroroso, como pasó durante las obras del tranvía. Mucha gente viene aquí a comprar en bus y luego no podrán. ¿Es necesario meterse ahora en estos gastos", sostiene este sábado Luisa Arriola, dependienta de La Casa del Bacalao, uno de los establecimientos más veteranos de la calle.

"Si hubiese vías alternativas para los vehículos me parece bien, pero no las hay. ¿Por dónde van a pasar los autobuses, los taxis, los coches, los repartidores?", pregunta Silai Calvo, dependienta de la pastelería La Almolda.

Una clienta le da la razón. "A mí las calles peatonales me gustan, pero entiendo que para los vecinos de la zona es muy incómodo", afirma María Isabel Ruiz. "Los que vivimos en la otra orilla no sé cómo vamos a llegar al centro", apunta otra compradora, vecina del Arrabal.

Las obras, lo que más preocupa

"Luego puede quedar muy bonito y vendrá más gente. Pero el problema es cómo aguantaremos las obras. Y el momento de crisis en el que estamos. Además, estos últimos años están vaciando el centro. Se llevaron a los funcionarios del Ayuntamiento al Seminario y ahora a los de los juzgados. Nosotros notamos que viene mucha menos gente de paso que antes", afirma José Luis Blanco, de la tienda de moda de hombre Cardiff.

"Me parece bien, quedará más agradable y al final la ciudad gana. Para el mercado agroecológico también es una buena noticia porque vendrá más gente. Lo único malo será el tiempo de obras", afirma Ainhoa Almandoz, productora ecológica y vendedora en el mercado agroecológico de los sábados en la plaza de José Sinués.

"Ya está peatonalizada la calle Alfonso y gran parte del Casco Viejo. No sé si hace falta peatonalizar Don Jaime. Creo que planteará más problemas que beneficios esta obra", apunta Luis Miguel Sánchez, vecino del centro y cliente del mercado.

"A largo plazo creo que nos vendrá bien, pero depende de lo que vayan a durar las obras", afirma Salvador Chocero, empleado del bar-restaurante Cierzo. En general, los bares y tiendas más cercanos a la plaza del Pilar son más partidarios de la peatonalización.

Sin información sobre el proyecto

Muchos comerciantes consultados se lamentan de la falta de información. "A nosotros nos parece bien. Creo que le va a dar más vida a la calle, como pasó con la calle Alfonso. Pero no nos han informado de nada oficialmente, no sabemos cómo quedará. También hay garajes afectados de calles aledañas", apunta María José Álvarez, de un estanco próximo a la plaza de España.

Los grupos municipales de Chunta y PP han criticado la falta de información sobre la posible peatonalización. El equipo de gobierno no ha hecho público el proyecto ni el plan de obras. El portavoz del PP, Eloy Suárez, tildó el proyecto esta semana de "ocurrencia surrealista".

Etiquetas