Despliega el menú
Zaragoza

Con el objetivo de orientar la búsqueda

Autorizan una técnica pionera en España para hallar los restos de la mujer asesinada en Ricla

Se aplicará a Antonio Losilla, presunto autor de la muerte de Pilar Cebrián, su esposa. Analizará los cambios eléctricos de su actividad cerebral ante estímulos externos, como preguntas o fotos.

Labores de búsqueda en las proximidades del embalse de Mularroya
La Policía busca el cadáver de mujer desaparecida en Ricla en un pozo a 250 metros
JEFATURA SUPERIOR DE POLICIA

Un juez ha autorizado por primera vez en España el uso de una técnica pionera, basada en neurofisiología clínica y que se aplicará a Antonio Losilla, el presunto autor de la muerte de Pilar Cebrián, con el objetivo de orientar la búsqueda del cuerpo de esta mujer desaparecida en Ricla (Zaragoza).

El magistrado del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Zaragoza, que instruye el caso, ha emitido este miércoles un auto judicial, en el que autoriza la utilización de este método usado con éxito en otros países, como Estados Unidos y Japón, ha afirmado en Zaragoza, el Jefe Superior de Policía, José Villar del Saz.

Se trata de una técnica, utilizada generalmente en el ámbito médico, que analiza los cambios eléctricos de la actividad cerebral del individuo, ante estímulos externos, entre ellos fotografías, sonidos o preguntas.

No se corresponde con el tradicional aparato conocido como "detector de mentiras", ya que los resultados obtenidos con esta técnica no pueden verse alterados por la voluntad del sujeto, ha comentado el jefe del gabinete de prensa, Félix Jodrá.

"No es una prueba de verdad o mentira", ha aclarado Jodrá, quien ha añadido que no se requieren tampoco una declaración verbal del individuo, sino la evidencia de una actividad cerebral.

Se llevará a cabo para esclarecer un delito de "extrema gravedad" y servirá para orientar, en la búsqueda de los restos de la desaparecida, al grupo de Homicidios de la Brigada Regional de Policía Judicial de la Jefatura Superior de la Policía Nacional.

En los próximos días, se conocerá la fecha en la que esta técnica, conocida como P300 ODD-BALL, se aplicará al presunto autor de la muerte de Pilar Cebrián, Antonio Losilla, detenido en octubre de 2012.

Por ahora, se desconoce si esta prueba se realizará en uno de los hospitales de Aragón, donde actualmente se encuentra la máquina con la que se llevará a cabo.

La búsqueda de los restos de Pilar Cebrián, desaparecida en abril de 2012, se realizó sin éxito, el pasado mes de mayo, en un pozo ubicado en el entorno del embalse de Mularroya.

El marido de la desaparecida, Antonio Losilla, fue detenido en octubre de 2012, tras la aparición de los restos descuartizados de una mujer en Cadrete (Zaragoza).

Sin embargo, meses después, se comprobaron que esos restos no pertenecían a Pilar Cebrián, sino a Vanesa Barrado, una joven de 27 años, vecina de Cadrete.

Etiquetas