Despliega el menú
Zaragoza

En Borja

El cura de Borja sale del cuartel mientras el pueblo se concentra en su apoyo

La Guardia Civil ha detenido al párroco de Borja, que daba misa donde se encuentra la pintura del eccehomo.

El párroco de Borja ha abandonado el cuartel de la Guardia Civil, tras ser detenido por un supuesto delito económico, mientras que los vecinos han secundado una concentración en la plaza de esta localidad, no muy lejos del cuartel, en apoyo al sacerdote.

La Guardia Civil había detenido al párroco de Borja, Florencio Garcés, este jueves por un supuesto delito económico, según han informado fuentes de la Delegación del Gobierno en Aragón.

La detención del párroco se ha producido esta tarde, a las 14.00, y pasará a disposición judicial en Tarazona. La Guardia Civil, que llevaba varios días investigando, se ha llevado archivos y un ordenador. De momento, no han trascendido más datos de la operación.

El alcalde de Borja, Miguel Arilla, ha negado que tenga relación con el conocido 'Eccehomo', ya que la ermita pertenece a la Fundación Santi Espiritus, de la que el alcalde es el presidente. "Es el párroco de Santa María, no tiene acceso a la ermita más que para dar misa en verano". "Estamos estupefactos", asegura Arilla, quien apunta: "Quiero pensar que ha sufrido una amenaza".

Garcés, de 67 años, ha sido el párroco de Borja, desde su ordenación, excepto durante un periodo de 8 años.

Borja se hizo famosa en todo el mundo porque en su ermita se encuentra el Eccehomo que alcanzó relevancia internacional después de que una mujer de esta localidad realizara una "restauración", considerada un destrozo de la pintura, que, sin embargo, se ha convertido en uno de los grandes atractivos de la zona.

Etiquetas