Zaragoza
Suscríbete por 1€

Seguridad vial

Más de la mitad de los vehículos de Aragón ya superan los 10 años de vida

Los expertos alertan del peligro que supone el envejecimiento del parque automovilístico y la DGT manda cartas a los propietarios de coches antiguos en las que advierte de que tienen más riesgo de morir en caso de accidente.

La mitad de los vehículos de Aragón ya superan los 10 años
Más de la mitad de los vehículos de Aragón ya superan los 10 años de vida

Más de la mitad de los vehículos que circulan por Aragón ya han superado los 10 años de antigüedad. A pesar de las continuas renovaciones del plan PIVE, que acaba de estrenar su cuarta edición, las dificultades económicas han obligado a miles de aragoneses a alargar la vida de sus vehículos, lo que ha reducido la venta de turismos nuevos y, por lo tanto, ha envejecido el parque automovilístico de la Comunidad. Una situación preocupante, según los expertos, de la que alerta incluso la Dirección General de Tráfico (DGT), y que se ha agravado considerablemente en el último año.

Este 2013 se ha superado la barrera del 50% de vehículos con más de una década de vida, y la tendencia es que la edad media del parque aragonés siga aumentando. En 2012, el porcentaje de vehículos por encima de los 10 años era del 43%, mientras que en la actualidad ya se encuentra en el 51,1%, ocho puntos más en solo unos meses. En cifras absolutas, más de 45.000 coches han cumplido la década en el último año, por lo que el número de vehículos 'antiguos' ha pasado de los 251.855 contabilizados en verano de 2012 a los 297.357 de la actualidad, según datos de MSI para la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto).

De esta forma, mientras el número total de turismos y 4x4 se ha mantenido más o menos estable -1.500 más en un año-, las cifras alertan del importante envejecimiento que está sufriendo el parque automovilístico aragonés. En solo un año, los vehículos de menos de cinco años se han reducido un 28%, mientras que los que tienen entre cinco y diez se han mantenido (+1%) y los que superan la década se han incrementado un 15%. La edad media de este último grupo de vehículos ya asciende a 15,13 años y la previsión es que esta cifra siga creciendo.

"El parón de ventas de los últimos seis años, con un descenso de las matriculaciones del 60%, ha interrumpido la renovación de nuestro parque. La crisis ha llevado a las familias a aguantar mucho más tiempo con su coche, por lo que el envejecimiento de nuestros vehículos ha sido progresivo", analiza Jaume Roura, presidente de Faconauto. Desde la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) también alertan de que "la antigüedad media se encuentra ya por encima de los 10 años y en vehículos comerciales la situación es todavía más preocupante, con un parque aún más obsoleto".

Seguridad vial y medio ambiente

"Los riesgos de un parque envejecido son muy claros. En primer lugar, se reduce la seguridad y se aumenta la siniestralidad en las carreteras. Cuanto más viejo es un coche, más probabilidad de tener un accidente tiene. Las repercusiones también son muy claras sobre el medio ambiente, ya que el desarrollo tecnológico ha traído consigo vehículos más eficientes y capaces de minimizar sus emisiones a la atmósfera", indica Roura.

Son precisamente estas dos amenazas las que pretende minimizar el Gobierno a través de iniciativas como el Programa de Incentivos al Vehículo Eficiente, más conocido como Plan PIVE, que en su primer año de vida ha dejado 16 millones -ocho del Ministerio de Industria y otros ocho de los fabricantes- en Aragón que han permitido renovar 8.000 turismos o comerciales para reducir la contaminación, ahorrar combustible y mejorar la seguridad en las carreteras.

En este último punto es en el que está trabajando también la Dirección General de Tráfico, que ya ha mostrado su preocupación por el envejecimiento del parque automovilístico español y ha comenzado una campaña en la que enviará cartas a los dueños de los vehículos más antiguos para informarles del riesgo que corren. En total, serán casi 300.000 las que envíen a conductores aragoneses, mientras que en toda España superarán los 13 millones.

"En un reciente estudio, este Organismo ha constatado que en los vehículos accidentados en carreteras convencionales, el riesgo de que haya al menos un fallecido se duplica en los vehículos antiguos respecto a los más modernos y con mayor equipamiento de seguridad activa y pasiva", advierten en la misiva. Además, en este escrito, la directora de la DGT, Marta Seguí, sugiere al propietario que "si está pensando comprar un vehículo nuevo, debe valorar la posibilidad de beneficiarse de las ayudas de los planes de renovación del parque" automovilístico.

Viejos o nuevos, pero en condiciones

Desde los talleres aragoneses también advierten del riesgo para la seguridad vial que puede conllevar el que cada año los coches que circulan por las carreteras de la Comunidad -y de toda España- sean más viejos, aunque destacan que tan importante como renovar el parque es mantener los vehículos en condiciones óptimas. "El problema no es solo que los automóviles sean más antiguos, sino que los propietarios no están realizando las revisiones necesarias o conducen con alguna pieza en mal estado o los neumáticos gastados, y eso sí que aumenta la probabilidad de sufrir un accidente", asegura José Gabriel Serón, vicepresidente primero de la Asociación de Talleres de Reparación de Vehículos de Zaragoza (Atarvez).

Una recomendación que cobra más fuerza con la llegada del invierno, época en la que las condiciones meteorológicas hacen más necesaria si cabe la correcta puesta a punto de los vehículos. "Hay menos visibilidad, se conduce con tiempo adverso, como lluvia o nieve, y el suelo puede estar más resbaladizo, por lo que si a estos riesgos le añadimos los que conllevan el mal estado del coche se puede sufrir un accidente que de otra forma hubiera sido evitable", finaliza Serón.

Etiquetas