Despliega el menú
Zaragoza

En Aragón

Educación reclama 700.000 euros a los universitarios que han perdido su beca en Aragón

Alrededor de 350 universitarios de los campus aragoneses deberán devolver el dinero de las becas generales que el Ministerio les concedió el año pasado y que ahora les ha retirado por no aprobar el 50% del curso.

El campus de San Francisco de la Universidad de Zaragoza
El Ministerio deja sin beca a 500 universitarios más que el curso pasado
ARCHIVO

En medio de la polémica surgida tras el amago de retirar su aportación económica a más de 700 erasmus aragoneses con el curso ya comenzado, el Ministerio de Educación tiene otro frente abierto con los estudiantes de la Comunidad. El departamento dirigido por José Ignacio Wert reclama ahora más de 700.000 euros a unos 350 alumnos de la Universidad de Zaragoza, que en principio deberán abonar a partir de enero o febrero del próximo año, según fuentes de la institución académica.

Esta cantidad es la correspondiente a las becas generales que estos universitarios recibieron el curso pasado para poder costearse sus estudios, y que ahora Educación quiere recuperar alegando que “no han destinado la ayuda para la finalidad para la que fue concedida”. La 'infracción' de los estudiantes afectados ha sido no aprobar la mitad de los créditos en los que se habían matriculado -en la mayoría de los casos- o no asistir a un 80% de las clases, por lo que ahora les demandan el reintegro de unas becas que pueden alcanzar incluso los 4.000 o 5.000 euros.

Aunque la primera estimación de la Universidad de Zaragoza elevaba el número de damnificados a 417, finalmente han sido alrededor de 350, ya que los que solo recibieron las ayudas para pagar la matrícula no deberán devolver esta cuantía. De esta forma, aunque las becas que reciben los estudiantes varían de unos casos a otros, cada uno de estos universitarios deberá desembolsar 2.000 euros de media. Según fuentes de la Universidad, será a partir de enero o febrero, en el momento en que acaben de tramitar las ayudas del Ministerio de este año, cuando comiencen a reclamar, a instancias de Educación, la devolución de las del curso pasado.

Esta no es una medida novedosa de Wert, ya que se había aplicado en años anteriores, pero el curso pasado sí cambiaron los requisitos que debían cumplir los universitarios para mantener las becas. Desde el año pasado, el departamento dirigido por Wert exige a los beneficiarios que aprueben al menos la mitad de los créditos en los que se han matriculado si no quieren verse obligados a reembolsar su importe, cuando hasta ahora la condición era presentarse -ni siquiera aprobar- al 30% de los créditos.

Un doble castigo

De esta forma, lo que era un problema totalmente residual que apenas afectaba a los alumnos de los campus aragoneses se ha convertido en un auténtico quebradero de cabeza para centenares de estudiantes y familias de la Comunidad, pues deben devolver, con el curso ya acabado, un dinero que ya se habían gastado en cubrir los gastos de todo el año. Además, muchos de ellos no eran conscientes de que la ayuda estaba sujeta a unos requisitos que ahora les dejan en una situación más que comprometida.

Y es que el castigo es doble, ya que no solo tienen que devolver el importe que recibieron, sino que con su expediente tampoco podrán conseguir beca para el año siguiente, en el que además tendrán que matricularse de nuevo -con el sobrecoste que conlleva- en varias asignaturas. Desde la Universidad de Zaragoza y los colectivos estudiantiles temen incluso que algunos de ellos tengan que abandonar los estudios por no poder hacer frente a la deuda y a los gastos de este año académico.

Opiniones enfrentadas

Esta medida no ha sentado demasiado bien ni entre los estudiantes ni en la propia Universidad de Zaragoza. El vicerrector de Estudiantes de esta institución, Fernando Zulaica, ya matizaba los argumentos del Ministerio cuando se conoció el número de afectados. “Hay determinadas carreras con una dificultad alta en la que los estudiantes pueden tener problemas de adaptación y no llegar a ese mínimo, y también situaciones personales complejas que pueden afectar al rendimiento de los alumnos. Que no hayan superado la mitad de los créditos no significa necesariamente que no estudiaran”, aseguraba Zulaica.

Precisamente este es el argumento del ministro, que defiende que estas ayudas, además de “procurar la equidad”, tienen la contraprestación de la responsabilidad. “Quien recibe una beca debe devolver el esfuerzo que realiza la sociedad para que él estudie”, ha asegurado Wert en más de una ocasión. Desde su Ministerio de Educación aseguraron que a lo largo del mes pasado, la Subdirección General de Tecnologías de la Información y Comunicaciones ya remitió “a todas las universidades la relación nominal de los estudiantes que hayan obtenido alguna de las becas convocadas por esta resolución” para que las secretarías de los centros comprueben que “los mencionados estudiantes han destinado la ayuda para la finalidad para la que fue concedida”.

¿Quién tiene que devolverla?

Según el Ministerio de Educación, los estudiantes que deberán devolver el importe de su beca cuando hayan anulado la matrícula o no hayan superado el 50% de los créditos matriculados en convocatoria ordinaria ni extraordinaria, supuesto en el que procederá el reintegro de todos los componentes de la beca con excepción de la beca de matrícula. Por último, los estudiantes con ayuda de proyecto fin de carrera deberán devolverla si no lo han presentado en el plazo de dos años desde la fecha de la concesión.

Etiquetas