Zaragoza

Horarios

"La jornada laboral debería terminar antes de las 18.00"

Zaragoza acoge hoy y mañana el VIII Congreso nacional para racionalizar los horarios españoles. Ignacio Buqueras, organizador, destaca que en tiempos de crisis es "más necesario" reivindicar horarios racionales.

Imagen de archivo de Ignacio Buqueras
"La jornada laboral debería terminar antes de las seis de la tarde"
OLIVER DUCH

Los días 5 y 6 de noviembre se celebra en Zaragoza (en el Paraninfo de la Universidad) el VIII Congreso nacional para racionalizar los horarios españoles, con el título de "Horarios racionales ya". Ignacio Buqueras es el presidente de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles y su Normalización con los demás países de la UE.

-¿Hablar de horarios laborales no es una utopía en tiempos de crisis, cuando la gente lo que quiere es mantener su trabajo o encontrar uno?

En estos momentos, más que nunca, consideramos conveniente y urgente que España tenga unos horarios más humanos y racionales que permitan mejorar la productividad y conciliar la vida familiar y laboral. Cuando una persona tiene un buen horario en el trabajo, estás más motivada, rinde más y es más productiva.

-La Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles, que usted preside, acaba de celebrar su décimo aniversario. ¿En estos diez años se ha avanzado mucho o poco en este campo?

Ha habido avances significativos. Hay empresas, tanto grandes como pequeñas, que han aplicado horarios racionales. Han conseguido una mayor productividad, una reducción de gastos y que aumente el bienestar de los trabajadores. Por ejemplo, desde septiembre de 2010, el Ayuntamiento de Madrid cierra todas sus oficinas a las cinco de la tarde. Y aquí, en Aragón, vamos a premiar en este Congreso el trabajo de la empresa Aguas de Barbastro.

-¿La población está sensibilizada sobre la importancia de unos horarios racionales, como ustedes defienden?

Hay que recordar que no vivimos para trabajar, trabajamos para vivir. En estos años, se ha avanzado mucho en la sensibilización de la población española sobre el tema de los horarios. Y también hemos conseguido que este tema entre en el debate político. Pero aún queda mucho por hacer.

-¿Se han marcado alguna fecha en el calendario para conseguir sus objetivos?

La más próxima es el 29-30 de marzo, cuando en teoría tocaría volver a cambiar la hora. Hemos pedido al Gobierno que recuperemos el horario que nos corresponde: que volvamos a regirnos por el meridiano de Greenwich, como antes de la Segunda Guerra Mundial. Para eso le pedimos al Gobierno que no cambie la hora en marzo.

-En el Congreso de Zaragoza defienden y aplican unos horarios racionales más acordes con los horarios europeos. Por ejemplo, la jornada comienza hoy a las 8.30 y el almuerzo está previsto a las 13.00. ¿Cuál sería el horario ideal para las empresas?

El horario ideal sería comenzar entre las 7.30 y las 9.00, con una entrada flexible, y terminar no más tarde de las 16.30 o las 18.00. Para la comida sería suficiente con una pausa de 30 o 45 minutos. Somos el país europeo que más reuniones celebra y que más tiempo pierde en ellas. Para las reuniones, como para los actos públicos, hay que fijar una hora de inicio y una de finalización.

-En Aragón se está debatiendo sobre la posible implantación de la jornada continua en los colegios. ¿Le parece más apropiada la jornada partida o la continua?

Defendemos una verdadera coordinación entre los horarios laborales y los escolares. Si no la hay, los grandes perjudicados son los niños y a la larga repercute en un mayor fracaso escolar. Respecto a si es mejor jornada continua o partida defendemos la libertad de cada centro para elegir. Las necesidades no son iguales en una gran ciudad que en un pequeño pueblo.

Etiquetas