Despliega el menú
Zaragoza

Despidos improcedentes

La empresa acusada de despido improcedente de dos embarazadas gestiona el 016

Esta empresa, con sede en Zaragoza, es una de las principales gestoras de 'contact centers' del país. Entre sus servicios figura también la atención telefónica para realizar la declaración de Renta.

Despedidas de un día para otro y sin recibir ninguna explicación. Los sindicatos denunciaban este lunes los despidos de dos mujeres embarazadas en la planta que la empresa Qualytel, filial del grupo grupo Arvato Bertelsmann, dedicada al sector de las teleoperadoras, al considerar que la empresa con sede en Zaragoza había vulnerado el estatuto de trabajadores. El hecho ha escocido aún más si cabe dentro de la opinión pública al saber que esta empresa ha gestionado para el Gobierno Central el 016, la línea de atención a víctimas de violencia machista, o los servicios de ayuda del periodo de la declaración de la renta.

En concreto, la planta de la operadora en Zaragoza realizó en los veranos de 2010 y 2011 estos servicios de ayuda para rellenar la declaración de la renta, antes de dedicarse por completo a su actual ocupación, el servicio de atención al cliente de la compañía Vodafone.

En total, en Zaragoza Qualytel da trabajo en Zaragoza a 1.270 empleados, de los cuales, una tercera parte -400- están sujetos a contratos temporales realizados por una Empresa de Trabajo Temporal, lo que ha hecho saltar las alarmas en los sindicatos. "Es una empresa en la que hay mucha movilidad, y en la que se juega con el miedo de la gente a ser despedido para evitar denuncias", explica Jesús Viu, presidente del comité de empresa de la sección de la multinacional en Zaragoza, ubicada en el edificio Trovador, donde curiosamente también se encuentra la Inspección de trabajo.

Según los sindicatos, Qualytel está cometiendo un fraude laboral al tener contratadas por ETT a más personas de las contempladas por el estatuto de los trabajadores. Según el texto, las empresas solo pueden recurrir a los contratos temporales masivos cuando se produce un aumento repentino del trabajo, algo que en la teleoperadora no ha ocurrido. "Los contratos de todas estas personas -todos renovados mes a mes- tiene en cada ocasión una razón distinta para justificar esta modalidad de contratacion", explica Viu, que comenta que en los contratos de sus compañeros aparecen motivos como totalmente vacíos como 'segundo repunte del primer trimestre del año', o 'campaña de navidad' en pleno mes de marzo.

El caso de las dos trabajadoras embarazadas ha sido "especialmente sangrante" al haber superado una barrera que antes la empresa respetaba. Y es que la multinacional -cuya plantilla se compone de un 70% de mujeres- era "especialmente cuidadosa con la condición de las mujeres que esperaban un hijo", hasta que esta situación cambió hace poco más de un año.

Los trabajadores con contratos temporales, de los cuales algunos llevan prorrogando más de dos años, no tienen por lo tanto ninguna seguridad laboral. "Si enfermas, no te renuevan, si tienes que pedir un día, no te renuevan, y ahora, si te quedas embarazada, no te renuevan", explica el representante sindical, que, como es obvio, aclara que al ser contrato mes a mes la empresa se ahorra cualquier despido simplemente con no renovar a esa persona.

Pero en el caso de una de las embarazadas la estrategia de la empresa falló. Una de las ETTs subcrontratadas estaba haciendo los contratos como de obra y servicio -que se contempla como indefinido mientras no finalice el trabajo para el que ha sido contratada- lo que ha dejado un resquicio legal para explorar vías judiciales, ya que como explica Viu, "debido a la precariedad de los contratos las indemnizaciones son tan escasas que los trabajadores no suelen presentar demandas por despido improcedente".Reacciones

Desde IU Aragón han anunciado que pedirán explicaciones al consejero aragonés de Sanidad y Bienestar Social, Ricardo Oliván, relativas al despido de trabajadoras embarazadas del centro de Qualytel en Zaragoza. En concreto, la portavoz de IU, Patricia Luquin pedirá a Oliván que manifieste su opinión sobre lo sucedido ante el Pleno de las Cortes.

Para Luquin, “el despido de estas trabajadores no solo vulnera derechos laborales, sino que atenta con el principio de Igualdad que inspiró la creación de este servicio. Nos resulta inaceptable que una empresa que gestiona el 016, despida a mujeres embarazadas y obvie, de forma flagrante, el compromiso en políticas de igualdad que una empresa que gestiona este tipo de servicios se le supone”,

Etiquetas